Lunes, 21 Agosto, 2017

            

Golpe al narcotráfico en Granada

Se han llevado a cabo 15 registros en Granada y Sevilla que han permitido el desmantelamiento de nueve invernaderos y la incautación de 2267 plantas de cannabis sativa

Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de una operación contra el tráfico de drogas a gran escala, han desarticulado una trama de narcotraficantes dedicada al tráfico internacional de marihuana. En el operativo han sido arrestadas 39 personas con edades comprendidas entre los 22 y los 63 años de edad y nacionalidades española, inglesa, holandesa, polaca, marroquí, alemana, ucraniana y bielorrusa por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.

Entre los arrestados está el principal investigado –un hombre de 57 años de edad y nacionalidad holandesa- que hacía funciones tanto de comprador como de intermediario entre los cultivadores y suministradores del estupefaciente y los distribuidores en Europa.

En el trascurso de la investigación se han llevado a cabo 15 registros –en las provincias de Granada y Sevilla-que han permitido el desmantelamiento de de nueve invernaderos y la incautación, entre otros efectos, de 66 kilos de marihuana y 2267 plantas de cannabis sativa. Además se han intervenido envasadoras al vacío, básculas, balanzas de precisión, útiles y herramientas utilizados para el cultivo, elaboración, manipulación y pesaje de la sustancia estupefaciente así como vehículos y 36.215 euros en efectivo.

La rama principal de la estructura desmantelada adquiría la droga a los otros grupos criminales radicados en las provincias de Málaga, Sevilla, Granada y Cádiz que cultivaban, elaboraban y preparaban la sustancia estupefaciente para su posterior venta y consumo en Europa.

CASI UN AÑO DE INVESTIGACIONES

Comenzó en abril del año 2016 en Torremolinos sobre una trama delincuencial organizada, compuesta por distintas bandas criminales –integradas, a su vez, por individuos de origen marroquí, escocés, español, holandés y polaco- asentadas en las provincias de Málaga. Granada, Sevilla y Cádiz que se estaría dedicando al tráfico de drogas, concretamente marihuana.

Según las pesquisas, la rama principal de la organización –liderada por un hombre de nacionalidad holandesa- hacía de intermediaria entre las distintas bandas asentadas en las provincias andaluzas -productoras y suministradoras del estupefaciente- y otras de compradores e intermediarios británicos, polacos y holandeses que se encargaban de su adquisición y distribución en distintos países europeos, principalmente, en Alemania, Holanda y Reino Unido.

Fase I

Continuando con las indagaciones, los investigadores supieron que de forma inminente se iba a hacer una transacción de varios kilos de marihuana entre productores españoles y compradores británicos y holandeses. En la transacción, el principal investigado, actuaba como mediador. En esta primera fase desarrollada el pasado 15 de enero, fueron detenidas nueve personas e intervenidos 21 kilogramos de marihuana, una envasadora al vacío, básculas y pesos de precisión, lámparas de calor, tres vehículos y 10.950 euros, entre otros efectos.

FASE II

En esta etapa de la investigación, llevada a cabo a primeros de febrero, fue desarticulada otra de las ramas de la red con la detención de todos sus integrantes, 18 personas –suministradores e intermediarias- de distintas nacionalidades. Se llevaron a cabo un total de siete registros y se desmantelaron tres invernaderos de interior en la localidad de Herrera (Sevilla). Igualmente se aprehendieron 667 plantas de cannabis sativa y 25 kilos de marihuana envasadas y dispuestas para su comercialización, así como 25.265 euros en efectivo, útiles para el cultivo de marihuana, envasadoras, básculas y pesos de precisión y vehículos, entre otros efectos.

FASE III

En el trascurso de la investigación, los agentes tuvieron conocimiento de que grupos organizados de individuos extranjeros asentados en las provincias de Málaga y Granada (ya desarticulados en fases anteriores) tenían contactos con individuos españoles afincados en diferentes localidades sevillanas al objeto de proveerse de estupefacientes. Las pesquisas centradas en torno a estas personas afincadas en la provincia de Sevilla permitieron a los agentes conocer que los investigados se dedicaban al cultivo, elaboración, preparación y suministro de importantes cantidades de marihuana. Igualmente y a medida que avanzaban las indagaciones, los agentes pudieron determinar que la red disponía de toda la infraestructura necesaria para llevar a cabo la actividad delictiva.

Así, tras distintas investigaciones, fue desarticulada otra de las ramas integrantes de la trama principal. Fueron detenidos sus 12 integrantes, se realizaron ocho registros, se han aprehendido 20 kilos de marihuana envasada y dispuesta para su venta y distribución, se han desmantelado seis invernaderos y se han intervenido 1.600 plantas de marihuana, envasadoras al vacío, basculas y pesos de precisión así como una pistola de fogueo, 80 cartuchos de fogueo y un vehículo, entre otros efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *