Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía: “No admito que los periodistas mientan”



image_print

El periodista y fotógrafo cordobés Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía 2009, ha estado en casi todos los conflictos bélicos de los últimos 20 años. Con su trabajo siempre ha intentado mostrar la realidad de lo que está pasando, siguiendo “los principios básicos” del Periodismo: ser “una persona entrometida” y dar a conocer la verdad de las cosas, siempre desde el “respeto” a las víctimas.

   “No he hecho nada más que lo que he aprendido”, dijo Sánchez en declaraciones a Europa Press. “Y no admito que los periodistas mientan, cuando muchos han perdido la vida por hacer buen periodismo”, denunció el fotógrafo cordobés, primer fotoperiodista en lograr este galardón.

   Sánchez, quien ha recibido el Premio Nacional con total “sorpresa”, detalló que la fotografía en la prensa es “muy importante para la sociedad”. “Gracias a la fotografía se informa de sucesos lejanos y permite que los ciudadanos sepan lo que está pasando”, destacó este profesional, que desde muy joven su inquietud le condujo a querer viajar, por eso estudió la carrera de Periodismo.

   Con sólo 20 años, como recordó, ya se interesó por los conflictos bélicos (ha cubierto los principales guerras, como la del Golfo o la de antigua Yugoslavia) y se especializó en guerras. Su formación le permitió no sólo documentar los hechos con fotos, sino informar de lo sucedido con textos.

“LOS QUE HACEN EL NEGOCIO”

   No le gusta comparar unas guerras con otras, porque en todas hay “desastres, gente que muere y los países desarrollados son los que hacen el negocio (no hay que olvidar que España, por ejemplo, es el sexto país en venta de armas)”, pero sí reconoció sentirse “dolido” ante la postura de algunos medios por contar lo que ocurre en lugares lejanos pero no interesarse por las víctimas. “Dejé de trabajar con algunos medios cuando los que los dirigen no se interesaban por los protagonistas de la historia”, aseveró.

   “Tener una buena historia es muy difícil y hay gente, en puestos clave, que no entienden el valor de tu trabajo”, denunció Sánchez, para quien los “momentos más duros” de su profesión han sido cuando ha muerto algún compañero en conflicto bélico.

   Sánchez, quien explicó que todavía hay muchos “freelance” “mal pagados” que trabajan como corresponsales de guerra, reconoció, no obstante, que no es un problema de ahora. “Ha pasado siempre. De hecho, yo no he tenido un camino de rosas”, afirmó, aclarando que hasta pasados los 30 intercaló sus trabajos como enviado especial con trabajos de camarero, además de escribir para algunos medios o colaborar en la radio. “No ganaba lo suficiente”.

“MÁS PELIGROSO, EL PERIODISMO LOCAL”

   Pese a los riesgos de la profesión, Gervasio Sánchez consideró que más que las guerras, “es más peligroso el periodismo local”. “Es donde se cocina todo y donde hay más intereses políticos”, apuntó, quejándose de que el Periodismo actual no es como el de hace 20 años que “reaccionaba y desvelaba los casos de corrupción”. “Ahora nos enteramos por los jueces, cuando la verdad debían de sacarla a la luz los medios”, opinó.

   Por último, Gervasio Sánchez, que actualmente muestra en CaixaForum Barcelona su último trabajo sobre Camboya, adelantó que la temática de su próximo proyecto va a girar en torno a las “desapariciones forzosas”, ocurridas en diferentes países de todo el mundo, como Argentina, Guatemala, Bosnia o Irak.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *