Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Geógrafos de la UGR proponen una mayor protección de la riqueza vegetal del Peñón de Salobreña

La creación de una microrreserva de flora permitiría según estos expertos mejorar la protección "de un área marginal pero de alto valor ecológico"

Los autores del estudio mantienen que el Peñón de Salobreña tiene potencial para ser regenerado | Foto: UGR
E.P.


image_print

Un estudio realizado por geógrafos de la Universidad de Granada (UGR) analiza y propone una mayor protección de los ecosistemas del litoral granadino, con la propuesta de creación de una microrreserva de flora en el Peñón de Salobreña.

Esta figura de protección es un modelo pionero de conservación en enclaves de elevada riqueza vegetal, no incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, según detallan en un comunicado desde la Universidad de Granada.

Los autores del estudio mantienen que el Peñón de Salobreña tiene potencial para ser regenerado y mejorar su ecosistema. En la actualidad se encuentra muy deteriorado, incluso con plataformas de cemento, y tanto el Ayuntamiento de Salobreña como la Junta de Andalucía tienen a su juicio “la oportunidad de optimizar su gestión y protección”.

Los investigadores añaden, además, que “la franja litoral de Granada ha experimentado un continuo proceso de ocupación durante las últimas décadas como consecuencia del turismo y la agricultura, por lo que se ha producido la degradación de ecosistemas costeros frágiles y dinámicos”.

La creación de la microrreserva de flora en el Peñón de Salobreña, con una superficie de 8.022 metros cuadrados, permitiría a juicio de estos expertos mejorar la protección “de un área marginal pero de alto valor ecológico, algo extrapolable a otros ámbitos similares ubicados también en espacios humanizados y degradados, como es el caso del litoral mediterráneo de Andalucía”.

Además, de ejecutarse esta propuesta, se trataría de una acción pionera en Andalucía, al no haberse aplicado esta figura de protección en ningún lugar de la región.

La microrreserva, añaden los investigadores, “es la figura más adecuada para proteger espacios pequeños, que estén muy desprotegidos y tengan un alto valor ecológico”. Dicha figura se utiliza con éxito en zonas costeras de la Comunidad Valenciana y otras regiones españolas y europeas.

Los investigadores han determinado en su trabajo la existencia de 15 áreas críticas y sensibles para la protección de los hábitats del litoral de Granada. Después, han propuesto el caso práctico del Peñón de Salobreña, como modelo de microrreserva vegetal y área piloto para la conservación y posible regeneración de los fragmentados hábitats litorales.

La creación de la microrreserva traería consigo la delimitación y señalización de accesos y senderos, el montaje de paneles informativos que destaquen los valores florísticos del Peñón, la adecuada limpieza del área y desmantelamiento de las superficies de hormigón, la eliminación de especies invasoras, la reintroducción de especies desaparecidas en el Peñón y que formarían parte de sus comunidades vegetales (caso de la coscoja y del romero blanco), y el adecuado cuidado de las especies protegidas y amenazadas mediante el vallado de pequeños sectores para favorecer su regeneración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *