Martes, 17 enero, 2017

Gases: acabar con ellos en sencillos pasos

La alimentación y los hábitos alimenticios son una de las principales razones a la hora de desarrollar o no más cantidad de gases en nuestros intestinos

gases


image_print

Los gases son un problema constante de nuestro aparato digestivo. Por ello es importante que sepamos todo acerca de ellos, ya que no solamente provocan molestias y en muchos casos dolor, sino que además son un problema estético, ya que el cuerpo, sobre todo el abdomen, aparece abultado. Por ello es necesario que tengamos en cuenta una serie de puntos para evitar la aparición de los gases.

Los gases se forman en el aparato digestivo por diversas razones. La alimentación y los hábitos alimenticios son una de las principales a la hora de desarrollar o no más cantidad de gases en nuestros intestinos. Para evitar esto es necesario que sepamos qué es lo que debemos comer y cómo lo tenemos que hacer para que el proceso digestivo siga su curso normal y la producción de gases sea la adecuada.

Normalmente los gases se eliminan por el proceso conocido como eructación, ya que a la hora de ingerir alimentos siempre solemos tragar aire que automáticamente expulsamos. Pero este proceso de eructación se agrava y aumenta en casos de reflujo o hinchazón estomacal. A pesar de todo, este proceso muchas veces no se produce pues es el estómago el que elimina por sí solo los gases.
La hinchazón es otra sensación del exceso de gases. Este fenómeno se produce cuando la acumulación de gases es elevada y el individuo tiene una incapacidad para eliminar estos gases por cualquiera de las vías habituales o el organismo no los puede eliminar por sí solo. Esta hinchazón puede deparar en dolor abdominal debido a la acumulación excesiva de gases en el intestino. Lo mismo sucede con un exceso de flatulencia, que puede denotar un exceso de gases en el organismo.

En primer lugar es necesario evitar la ingestión elevada de gases al comer. Para ello es necesario que no abusemos del uso de pajitas en el consumo de bebidas, por las que ingerimos mucho aire, al igual que al comer alimentos líquidos no debemos ingerir demasiado aire al meterlos con al cuchara en la boca. Beber directamente de la botella también nos provocará la ingesta de más gases, así como abusar de bebidas gaseosas.

Comer despacio y masticar bien los alimentos es fundamental para evitar gases, ya que además de ingerir menos aire al masticar, conseguiremos que la digestión sea más lenta y los alimentos no fermenten en el estómago y generen más gases. Algunos vicios como masticar chicle o fumar aumentan la producción de gases en el intestino, ya que con la masticación del chicle conseguiremos ingerir mucho aire, al igual que con el tabaco, con el que estimularemos la producción de gases por parte del aparato digestivo.

En cuanto a los alimentos no recomendados destacaremos los lácteos, los alimentos ricos en grasas, algunos vegetales como el brécol, la coliflor, el repollo, pimiento, pepino, maíz, cebollas, rábanos, nabos, habas… Las legumbres secas tampoco son recomendables, al igual que los endulzantes artificiales. Las ciruelas y las uvas son las frutas que debemos descartar a la hora de evitar tener gases, así como algunos cereales en abundancia como el trigo o el pan elaborado a base de salvado.

También es recomendable beber ocho vasos de agua al día. La deshidratación o la falta de líquidos puede endurecer las heces y causan estreñimiento y gases intestinales. Mantenga las heces blandas y regule con abundante agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *