Viernes, 21 Julio, 2017

            

Funcionarios de prisiones advierten fallos de la alarma anti-incendios de la cárcel de Albolote

La prisión de Albolote ha tenido varios incidentes relacionados con incendios, en distintos departamentos donde se encuentran los internos

Cárcel de Albolote


image_print

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha alertado de los fallos de la alarma anti-incendios del centro penitenciario de Albolote (Granada), y así se lo ha trasladado a la dirección, en una reunión que mantuvieron el pasado día 5 de agosto.

Según ha indicado a Europa Press el delegado sindical de este colectivo, Rafael Molina, el nuevo sistema está dando “tantos problemas” que en la práctica está “desactivado”. Según el administrador de la prisión, el sistema está “desestabilizado” y es muy sofisticado, pero su instalación está “dando muchos errores y falsas alarmas”, según APFP.

La alarma anti-incendios, según explican, se desactivó en junio de 2014, cuando se iniciaron las obras de instalación del nuevo sistema contra incendios, que sustituiría al que estaba instalado desde la construcción del centro, una situación de la que ya se han elevado informes a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias exponiendo detalladamente esta situación.

Esas obras se terminaron en enero de 2015 y tuvieron un coste superior a un millón y medio de euros. Desde su puesta en funcionamiento, la nueva alarma ha estado dando muchos problemas, fundamentalmente falsos avisos. APFP efectuó una queja a la dirección sobre estos problemas y las complicaciones que trae consigo para los trabajadores del centro.

Según advierten, la alarma se ha desactivado hasta que se solucionen los fallos, pero “a día de hoy aún no se ha encontrado la forma de que funciones correctamente”.

La prisión de Albolote ha tenido varios incidentes relacionados con incendios, en distintos departamentos donde se encuentran los internos. Así, según recuerda la APFP, el 19 de mayo de 2004, murió un interno en aislamiento por el fuego que él mismo provocó en su celda; el 14 de marzo de 2011 se registró un fuego en el módulo 4, por el que un funcionario tuvo que ser hospitalizado y 30 internos resultaron afectados; el 23 de abril las llamas llegaron de nuevo a aislamiento, con siete funcionarios y una interna heridos leves; y el 15 de agosto de 2013 también se registró un nuevo incendio en el departamento de Enfermería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *