Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Funcionarios de justicia “totalmente desbordados” porque la Junta tarda tres meses en cubrir las bajas

Los sindicatos SPJ-USO están llevando a cabo una campaña de denuncia ante lo que consideran "un agravio injustificado" en una comunidad autónoma en la que, afirman, hay una mayor carga de trabajo.

Mesa de trabajo de un funcionario en los juzgado de Primera Instancia nº 5 de Granada


image_print

Es una reivindicación que viene de lejos y que tiene su origen en los recortes que las administraciones públicas han venido aplicando desde el inicio de la crisis. Así lo explicaba a este medio hace unos meses Eloy Maza, delegado sindical de SPJ-USO, denunciaba que la Junta de Andalucía llega a tardar hasta tres meses en cubrir la baja de alguno de los funcionarios que deben ausentares por motivos de enfermedad. A pesar de la presión de los profesionales de la justicia, esta situación, afirman, está lejos de resolverse: “Este retraso injustificado está perjudicando gravemente a los ciudadanos andaluces y al servicio público de justicia en nuestra Comunidad Autónoma”, afirman en el último comunicado que han remitido a los medios, en mitad de una campaña de concienciación con la que pretenden mejorar el funcionamiento del servicio de justicia.

Desde el sindicato se recuerda que el retraso “triplica al tiempo que tardan otras comunidades autónomas,  donde estas bajas se cubren, como mucho, en el plazo de un mes desde que se producen y así está expresamente regulado en la normativa específica de Cataluña,  Aragón,  Cantabria,  e incluso en el territorio que gestiona directamente el Ministerio de Justicia por no haberse transferido aún las competencias de Justicia.

EL DETERIORO DE LA JUSTICIA

Eloy Maza explica que, hasta el año 2013, los reemplazos de compañeros enfermos se producían en apenas un mes. Sin embargo, ” como consecuencia del ajuste presupuestario realizado por la Junta de Andalucía” comenzó a dilatarse la cobertura de estas plazas, lo que ha llevado a los profesionales de justicia a encontrarse en situaciones tan complicadas como las que exponen desde el sindicato SPJ-USO: “en el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Granada, el negociado de un compañero con una baja de larga duración está totalmente desbordado de documentos, sin que ni siquiera se vea su ordenador, con unas cien demandas por incoar (inicio del procedimiento), y unos 300 escritos por proveer”. Y no es una situación aislada, en otro juzgado de Santa Fe, el órgano que además se encarga de la Violencia contra la mujer en ese partido judicial, sufre unas condiciones similares, “se trata del segundo órgano más sobrecargado de la provincia de Granada, y aún así se permite que un órgano colapsado, se hunda aún más”.

Más allá del problema a la hora de cubrir las bajas, los trabajadores de justicia recuerdan que desde hace cinco años no se han creado órganos judiciales nuevos, aún ” aumentado exponencialmente la entrada de asuntos, y al período estival, donde los funcionarios de justicia han de tomarse sus vacaciones, lleva como resultado una justicia lenta, unos funcionarios desbordados, unos justiciables y administrados, olvidados y una Administración Autonómica Andaluza, competente en esta materia, que mira hacia otro lado”.

Ante esta situación, el sindicato se pregunta si los gestores “son conscientes de lo que ocurre en un negociado de un Juzgado cuando durante tres meses nadie lo atiende, y del tiempo que hace falta para reflotarlo después”. Y la respuesta, por el momento, es no. Y es, precisamente, lo que ha motivado a estos trabajadores a presentar 5.122 firmas a la Consejería de Justicia en un intento de exponer estas carencia e impeler a la administración a que solvente estos problemas, aún más hondos en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *