Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Fuad Al-Kwatly, médico sirio en Granada: “No estoy de acuerdo en la repartición del refugiado”

Fuad Al-Kwatly es médico oftalmólogo y lleva más de cuarenta años en España, la mayoría de ellos en Granada | A las puertas del proceso de acogida de refugiados sirios en España -y por ende en Granada- conocemos mejor a un español nacido en siria que lleva toda una vida aquí, conviviendo con nosotros, conociéndonos y observándonos

El doctor Fuad Al-Kwatly, en su consulta


image_print

Siria arde en una guerra en la que los que no mueren tienen que huir despavoridos. Son los refugiados, los desahuciados de su propia patria, los primeros que no quieren irse a ninguna parte, pero que necesitan ir a cualquiera. España acogerá a estas personas, que vivirán en pueblos y ciudades como la nuestra, como Granada.

Una moción aprobada en el último pleno del ayuntamiento unía a Granada a la red de ciudades refugio, mientras que la ciudadanía ya había mostrado antes su apoyo y predisposición a acoger al pueblo sirio. Según datos del Padrón, en Granada viven alrededor de 180 sirios. En el caso del oftalmólogo Fuad Al-Kwatly, llegado a España hace más de cuarenta años, la mayoría en la ciudad de la Alhambra. Granada Digital charla con él para conocer su visión de la guerra, cómo vive en Granada o qué espera de occidente mientras su país se desangra.

Una persona que lleva más de cuarenta años en Granada, viniendo de fuera…me plantea una pregunta ¿se contagia la ‘malafollá granaina’?

Se contagia dependiendo de las personas. Porque si tú estás educado de una manera correcta, y hay granadinos correctos, creo que puede que no la percibas. Pero alucinas con personas que, en un momento determinado no tengan motivo para serlo, y piensas, hay que ver, pero si yo me consideraba de un país tercermundista con más malafollá que ellos, ¿cómo es posible que todavía nos superen a nosotros mismos?.

Bueno, quizá me he adelantado un poco porque, ¿qué hace un médico sirio en Granada?

En mi época Siria estaba en fase de desarrollo y hubo muchos movimientos estudiantiles y culturales, mientras que los servicios sociales no se habían desarrollado tanto como para cubrir esas necesidades. Es como si hubiera más estudiantes de COU que universidades, y en aquellos tiempos había tres universidades. Entonces los padres empiezan a notar que si van a exigirles a sus hijos que tengan una carrera, van a tener que enviarlos fuera. Algunos no podían y otros salían a través de pequeños conciertos con becas del estado Sirio y otras becas del estado español, que en aquellos tiempos tenía una relación mutua para becar a extranjeros. Yo vine al final del 69. Desde el 65 al 75 vinieron a España muchos sirios, jornanos, libaneses, palestinos…antes de que hubiera más universidades en esos países.

acogida-refugiados

Manifestación de apoyo y bienvenida a los refugiados sirios en la Plaza del Carmen

 

Vino a España pero, ¿por qué Granada?

Cuanto tú te vas fuera, tu padre va preguntando si hay amigos que hayan venido antes, aunque fuera por meses. La mayoría vinimos a Madrid al principio porque había una academia específica para enseñar español. Después en Madrid, con las dificultades económicas o sociales o por buscar una ciudad más pequeña, fueron haciendo el examen de ingreso, la llamada reválida para entrar a la facultad.

Vinimos sin saber nada de español. Aquí nos quedamos alucinados con una cosa. Tú vienes a un país europeo y supones que si tú, viniendo de un país del tercer mundo donde la mitad de los habitantes hablan inglés, sobre todo en oriente medio, te encuentras con que aquí no sabía hablar nadie….No es crítica. Entonces te chocaba porque no podía preguntar ni a la policía ni a la oficina de turismo. Ahora comprendo mejor, como español que soy, que todo el mundo hablando español no tenga que hablar en inglés… -risas-

Se ha convertido, ¿no?

Sí, ciertamente porque si yo soy español y muchísimos países hablan en español, ¿por qué voy a tener que hablar inglés? Si vienen a España y quieren estudiar y quedarse aquí,…Por otro lado, ¿por qué hablábamos inglés antes? porque la mayoría de los países árabes estuvimos influenciados por otros países y nos habían enseñado que el inglés es cultura y que como ‘amos del mundo’, había que saberlo, al margen de que por mi profesión deba conocerlo.

El idioma no fue la otra dificultad, ¿a cualés más se enfrentó?

La dificultad primera es la de un joven de 18 años que sale por primera vez de su casa. Mis hijos ya son mayores y si salen de casa ahora no saben ni hacerse un huevo.. -se rie-

Plan-refugiados-Metropolitano-(10-de-29)

Reunión de alcaldes metropolitanos en favor de la acogida

 

Así que fueron las dificultades típicas de alguien que sale.

Imagínate que alguien se va a otro país, y a la juventud se le añade que no se sabe hacer nada porque de pronto, en tres meses has decidido que vas a salir del país. Y no te has preparado ni en el idioma español, porque antes de viajar no sabías a qué país ibas a ir. Muchos elegían España porque era el país más barato. Me acuerdo de unos primos míos que tenían más dinero e iban a Francia, les tenían que dar 300 dólares y a nosotros nos bastaba con 50 dólares al mes.

Vine a Granada y me gustó en el sentido de que era una ciudad estudiantil. Indagando por los amigos supe también que tenía una universidad de prestigio. Estudiantil, de prestigio y pequeña…entonces no pierdes tiempo… Y lo cuarto que es imprescindible para un estudiante es que es barata. Y sigue siendo la más barata a nivel de toda España, creo que sí…

Cuénteme algo a lo que le haya costado acostumbrarse o con lo que cueste convivir, en España o en Granada, concretamente

Cuando dices que vas a convivir, igual que convives con los amigos, los compañeros de trabajo o con tu familia, de la palabra convivir se desprende comprensión, respeto y sacrificio mutuo, porque nadie tiene la razón. No existe la razón en la convivencia. Tenemos que saber convivir, respetando, escuchando y sacrificando. Un día complazco y otro me tienen que complacer, pero no solamente complaces. Lo que siempre me ha chocado en los españoles es que le cuesta abrirse a un extranjero. ¿Qué quiere decir que le cuesta abrirse a un extranjero? Que ellos insisten en que su cocido es muy bueno y lo llevarán a China, pero si tú le dices que tu comida árabe está riquísima, le costará mucho trabajo probarla.

O sea, ese amor propio en cuestión de lo nuestro

Mucho amor propio. Y luego en cuestión religiosa, yo por ejemplo soy musulmán, ellos cristianos y en otros países no me preguntaban mucho. Aquí no solamente es que me pregunten. No entienden por qué, aunque yo sea musulmán, no coma cerdo con la bebida. Y ya depende del nivel que estés, lo explicas o no. La religión es de uno, es de fe, no afecta al otro y solo es con Dios, no contigo.

O sea, hay poca tolerancia

No, no es intolerancia. Es cierto rechazo a tus ideas religiosas. Porque al fin y al cabo tampoco ponen impedimento para eso sino que depende del nivel cultural en el que te envuelvas, que han estudiado bien qué es la religión musulmana, te entienden.

¿Cómo está viviendo la guerra civil en su país?

La guerra civil…bueno, no sé hasta qué punto podemos llamarla guerra civil. Porque es difícil definirla ahora. Antes empezó la guerra simplemente porque como en cualquier estado árabe, llevamos desde la independencia con gobernantes ciertamente dictatoriales. Si limitan la expresión, si limitan los partidos, limitan todo y encima no hay servicios sociales…Ahora están diciendo en mi país ¿bueno, qué prefieres: un dictador, DAESH, o destrucción del país…? Bueno pues mucha gente está ya eligiendo al dictador frente a la muerte y la destrucción.

¿Usted tiene familia que son refugiados?

Claro, claro..

¿Y hacia donde van?

No están mal económicamente y algunos han ido a Líbano, otros a Egipto y otros a Turquía. En los primeros años de la guerra emigraron, buscaron un lugar donde vivir y un trabajo. Un sobrino mío ha abierto en Egipto un pequeño supermercado, otro está trabajando de dependiente en grandes almacenes…Pero los que no han podido vivir nada más que en campamentos y aquellos que no caben, no quieren nada, no quieren ser refugiados. Yo no estoy de acuerdo en la repartición del refugiado.

“OCCIDENTE ESTÁ OBLIGADO A PARAR LA GUERRA”

Y lo primero que exijo es que ustedes -refiriéndose a occidente- están obligados a parar la guerra. Porque si hablamos de que el mundo es universal, hecho con Naciones Unidas, con organizaciones no gubernamentales, la necesidad de parar la guerra se vuelve una obligación. No se puede entender que unos se aprovechen para que funcionen sus fábricas de armamento o su situación estratégica dominando las vías de petróleo o de gas, provocando guerras y muerte y destrucción. Los que la han provocado tienen que pararla, verás como no vienen refugiados, o no salen más.

“EL PUEBLO NO ES CULPABLE DE SU CONDENA”

Porque si sigue la guerra, ¿no va a haber más refugiados? El pueblo no es culpable de su condena. Porque los han condenado ¿a qué? ¿a muerte o a emigrar? Y todo por unos gobernantes dictatoriales que se han asignado para la estabilidad mundial de aquella zona, porque si no hubieran sido reforzados por el poder político y económico mundial, no hubieran seguido en el poder. La primavera árabe no hubiera sido ahora sino hace treinta años. En el año 82 hubo un movimiento parecido ‘en pequeñito’ en la ciudad de Hama, que está más céntrica. Fue aplacada y destruida la mitad de la ciudad. Más de veinte mil muertos por el padre de Assad.

Antes del inicio de la entrevista nos contaba que se informa de la guerra por los medios árabes. ¿lo que lee en árabe dista mucho de la información que llega aquí?

Claro…Lo mismo que dista mucho lo de aquí, también ocurre allí en los medios de comunicación.

¿Piensa entonces que no estamos bien informados los occidentales?

No, no. Ni del 20%, siquiera. Ni yo casi, antes, pero no somos culpables de no saber.

¿Qué tiene que saber del granadino de las personas sirias, para acogerlas mejor?

En cierto sentido el refugiado y el que recibe van a chocar porque tienen costumbres distintas y porque no hablan el mismo idioma. Creo que para que no haya más choque que eso, pues paciencia…-rie-

refugiados

Apertura de mente, ¿no?

Sí, paciencia y apertura de mente. Un recibimiento humano. La mayoría de refugiados que vienen de esta manera, son de nivel cultural medio bajo, porque los que tienen nivel adquisitivo alto ya han viajado por sus medios. E incluso entre estos últimos, algunos no han podido salir porque todos los países de alrededor de Siria han cerrado sus fronteras. ¿Cómo voy a exigir a España que abra sus fronteras si Líbano ha cerrado sus fronteras? ¡Qué vergüenza! ¿Cómo voy a exigir que sea amable un español si el primer libanés está tratando a un refugiado como un mendigo?

Así que por favor, el que quiera ser humano, que lo haga. El que no pueda, está perdonado… El que quiera hacerlo tiene que comprender y respetar sus costumbres distintas y no hacer sentir que lo están haciendo como un favor, como una limosna, porque ellos también son sensibles. Aparte de que ya están heridos por ser refugiados, no les vas a herir además sus sentimientos, diciendo “encima te estoy haciendo un favor”. Como Jesucristo con los pobres…

Me choca mucho que alguien musulmán me ponga un ejemplo de Jesucristo

Yo conozco a Jesucristo porque he convivido cuarenta años con mi mujer, que era cristiana y conozco las dos religiones. No son ni mejores ni peores. Cada uno por su convencimiento o sigue o deja de ser practicante. Dejé de ser practicante muchos años y he vuelto a ser más practicante que antes. Por fé, por convicción y por la edad. Porque si ves que ya te va quedando poco, cambia la perspectiva de la vida. A los treinta años nunca has pensado lo que piensas ahora a los sesenta. El año que viene cumplo sesenta y cinco.

Y ya se jubila

Me jubilo. Entonces tengo que hacer un bien a mí mismo y a los demás. Porque  comprendí que no vivo eternamente pero mi hijo todavía no se lo ha planteado, y tiene derecho a hacerlo. Lo único que sé de morir es aquello que te llevas. ¿Tú cuando te mueras que vas a llevarte?

Las experiencias….

No te llevas nada -hace un silencio- dejas. Y si quieres dejar, ¿que es lo que puedo dejar?: el dar. Si tú llegas a tener la felicidad del dar, no te llevas nada pero todo lo que has dado se queda con los demás y se acuerdan de tí muchísimo. Quiero decirles a los españoles que disfruten de su dar. Que comprendan que dar es bien para ellos, felicidad para los demás, pero antes ellos. Quiero que se sientan felices al dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *