Martes, 25 Julio, 2017

            

Francisco Puentedura critica que “la deuda municipal sigue desbocada”

Además critica la intención del equipo de gobierno “de querer aplicar en el marco presupuestario de los tres próximos años subidas brutales, antiprogresivas y abusivas de impuestos y tasas municipales

Gabinete


image_print

El portavoz del Grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha denunciado que las cuentas municipales siguen “con una deuda desbocada” que no es capaz de controlar el gobierno municipal y además critica la intención del equipo de gobierno “de querer aplicar en el marco presupuestario de los tres próximos años subidas brutales, antiprogresivas y abusivas de impuestos y tasas municipales y recortes drásticos en servicios esenciales como limpieza de la ciudad, transporte público, dependencia, servicios sociales e inversiones en los barrios de la ciudad”.

De este modo el edil de la formación de izquierdas ha valorado los informes presentados por Intervención y Tesorería municipal “que ofrecen unos datos desoladores de la situación económica del Ayuntamiento”. En el informe del seguimiento del plan de ajuste para el tercer trimestre de 2013 “el interventor señala que no se finalizará este ejercicio consiguiendo el objetivo de estabilidad presupuestaria, lo que provocará un déficit de tres millones de euros en las cuentas municipales”. Además para el seguimiento del plan de ajuste el equipo de gobierno plantea “un marco presupuestario hasta 2016 plagado de subidas abusivas de impuestos y de recortes durísimos” indica Puentedura.

El concejal de IU denuncia “que según el plan presentado por el gobierno municipal del PP la intención es una nueva subida del IBI con un nuevo catastrazo incrementando este impuesto en alrededor de un 8% y con objeto de alcanzar en 2016 5 millones de euros más, pasando la recaudación por IBI de 67 millones de euros en 2013 a 72 millones de euros en 2016”. “Todo ello manteniendo el incremento de casi un 14% que el gobierno municipal aplicó hace dos años, con objeto de recaudar 6.600.000 euros más, y que ahora se niega a eliminar”, indica Puentedura. Asimismo la organización de izquierdas denuncia que en el caso de la Tasa de Basuras “está previsto un incremento de más de un 30%, de tal modo que aumente la recaudación por esta tasa en 7 millones de euros más, pasando la recaudación por recogida de basuras de 22´5 millones de euros en 2013 a 29´5 millones de euros en 2016”, lo cual implica que lo que el equipo de gobierno eliminó como parte de tratamiento para que lo cobrase Diputación como una nueva tasa “ahora pretende recuperarlo el Ayuntamiento incrementando la tasa de recogida de basura en más de un 30%, lo que supone un nuevo timo del gobierno municipal del PP a la ciudadanía” asegura el edil de IU.

Además Puentedura denuncia “que estos incrementos antiprogresivos e injustificados de impuestos, tampoco se van a traducir ni en aumentar servicios ni en mejorarlos ni en procurar inversiones que generen empleo en la ciudad, pues el nuevo marco presupuestario que ha planteado el gobierno municipal hasta 2016 prevé recortes en servicios esenciales por un total de 20 millones de euros en los próximos tres años, 7 millones de euros en 2014, 5 millones de euros en 2015 y 8 millones de euros en 2016”. Esta situación, según IU, afectará a los servicios más básicos del Ayuntamiento como limpieza, transporte público, servicios sociales y dependencia, donde el PP plantea el tijeretazo más grande en su plan de recortes. En el mismo sentido, Puentedura critica “que este modelo nefasto e irresponsable de gestión económica del PP está provocando una situación perversa con subidas antiprogresivas y durísimas de impuestos para las economías más modestas de la ciudad y recortes en servicios municipales básicos, y todo ello para beneficiar los intereses de los bancos y pagar los intereses de una deuda municipal cada vez más desbocada”.

Una deuda municipal que alcanza casi 300 millones de euros

De este modo Puentedura señala, que según los datos de intervención y tesorería municipal, “la deuda global del Ayuntamiento no sólo no se reduce sino que ha aumentado sensiblemente hasta alcanzar los casi 300 millones de euros, lo cual está suponiendo que todos los aumentos de impuestos y recortes se destinan a pagar sus intereses”. Además la deuda del Ayuntamiento “se está convirtiendo en un problema evidente para la economía de la ciudad”. El portavoz municipal de IU apunta al informe de morosidad del Ayuntamiento a fecha de 30 de septiembre de 2013 “que indica que de la deuda global que tiene el Ayuntamiento 75 millones de euros responden a deudas contraídas con empresas y proveedores”. “Esta cantidad, que en el último trimestre se ha incrementado en 17 millones de euros, demuestra que no es verdad lo que el gobierno municipal anunció de que abonaría todas sus deudas con pequeños proveedores este verano, el Ayuntamiento ha dejado de pagar y especialmente no abona las deudas que tiene con centenares de pequeñas empresas de la ciudad poniendo en peligro su supervivencia y la del empleo que generan, pues dependen de que el Ayuntamiento pague en tiempo y forma” indica Puentedura.

Además el portavoz municipal de IU critica “que ni siquiera ha previsto el gobierno municipal en el plan de pagos a proveedores una parte importante de estas facturas”, la nueva operación de crédito que está por materializar de la segunda fase del decreto del gobierno central 4/2013 para que las administraciones paguen a sus proveedores “supondrá una operación de crédito para pagar 49 millones, especialmente facturas de grandes proveedores, y dejará los otros 25 millones de euros, donde se concentran las facturas pendientes de los pequeños proveedores, sin la cobertura de ningún plan de pagos, lo cual generará más deuda, recortes y pobreza económica para la ciudad de Granada, asegura Puentedura quien exige al alcalde de Granada “un giro de 180 grados en su política económica y que deje de cargar sobre las espaldas de los granadinos y granadinas y de las pequeños comercios y negocios una gestión económica que solo causa ruina y que no sirve ni para controlar el gasto, ni para mejorar las condiciones de vida en la ciudad”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *