Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Francisco Cuenca inaugura el “Corpus chico” con actividades accesibles para todos

20 carocas, que ironizan la actualidad granadina, acompañan a los hinchables en la Plaza Bib-Rambla

Una de las carocas expuestas en la Plaza Bib-Rambla | Foto: Juanma Funes
Anna Aquilino García | @annaaquilino


image_print

El sábado por la noche Granada inauguraba, con el encendido del alumbrado, la Feria del Corpus Christi 2016. Hoy, ha arrancado el Corpus infantil o “Corpus chico”, como lo ha querido llamar el alcalde, Francisco Cuenca, con el objetivo de “hacer que mantengamos la felicidad, que buena falta hace”.

La Plaza Bib-Rambla, en el centro de Granada, es el escenario que acoge los hinchables y los talleres que están dirigidos a la diversión de los más pequeños. “Lo que arranca hoy no sólo es un espacio perfectamente lúdico para los pequeños sino también una programación permanente con puntos basados en la cultura”, ha afirmado el alcalde.

El programa de este año, por primera vez en la historia, está adaptado a los pequeños que sufren algún tipo de discapacidad. En este sentido, Cuenca ha manifestado que “se ha hecho un esfuerzo para que todas las actividades sean accesibles e inclusivas”.

La organización del Corpus infantil ha corrido este año a cargo de Granada Activa y Ciudad Accesible, dos organizaciones que por primera vez trabajan conjuntamente. “Es el primer año que se adaptan estas actividades a niños discapacitados”, ha informado Antonio Tejada, fundador de Ciudad Accesible, quien ha apuntado que, desde su ente, “les gusta demostrar que se puede adaptar a la discapacidad cualquier sector y éste no iba a ser menos”.

En cuanto a las carocas, 20 eran las que lucían en las fronteras de la plaza ironizando tanto la política local como otros temas. “Las carocas son un reflejo del día a día de la ciudad”, ha comentado Cuenca. El fútbol, los impuestos o la LAC eran algunos de los protagonistas de estas caricaturas.

Un total de 264 carocas se presentaron a concurso que, según palabras del alcalde, “se trata de una tradición en nuestra ciudad que intenta crear un espacio para que todos pensemos en aquellas cuestiones que divierten y que también preocupan a los granadinos”.

La visita de los políticos ha finalizado en el patio del ayuntamiento donde los cabezudos parecían los guardianes del consistorio, luciendo sus tradicionales trajes. Además, como novedad este año, la Tarasca estrenará vestimenta. Todo esto para lograr que los granadinos disfruten durante la semana grande de su ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *