Sábado, 18 Noviembre, 2017

            

Formación especial en Granada para detectar enganches ilegales

Durante los meses de febrero y marzo de 2017, la colaboración entre Guardia Civil y propiciado 38 intervenciones en inmuebles y 7 actuaciones masivas en barrios

Agentes la Guardia Civil, Policía Nacional y Local de Granada asisten a la jornada formativa con Endesa | Fuente: Gabinete
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Ayer se celebró en Granada una jornada formativa para los agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Local de Granada. Aunque la sesión abarcó numerosos aspectos sobre seguridad, riesgo eléctrico, hurtos de materiales eléctricos, prevención de incendios forestales, etc.; buena parte de la jornada se centró en las consecuencias y detección de casos de defraudación de fluido eléctrico, no sólo en el entorno del cultivo ilegal en inmuebles de cannabis sativa, sino también en otras actividades clandestinas detectadas por el Seprona de la Guardia Civil.

Durante los meses de febrero y marzo de 2017 la colaboración entre Guardia Civil y Endesa se ha traducido en 38 intervenciones en inmuebles donde se cultivaba de manera ilegal marihuana, y en 7 intervenciones masivas en barrios conflictivos de diferentes localidades de la provincia. La última el pasado día 27 de marzo en Loja, donde se detectaron 25 acometidas ilegales a la red eléctrica.

Endesa, la Guardia Civil y la Policía colaboran de forma permanente en la detención de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar, no sólo el suministro para los ciudadanos, sino también su seguridad.

El subdelegado del Gobierno ha destacado los resultados obtenidos en las diferentes operaciones contra la defraudación de fluido eléctrico y el cultivo ilegal de marihuana que han realizado en la provincia de Granada la Guardia Civil y la Policía Nacional con técnicos de Endesa, operaciones que han conseguido que “Granada deje de ser portada por cortes de luz”.

Por su parte, el coronel jefe de la Comandancia ha destacado la colaboración de la Guardia Civil con Endesa, con las policías locales de la provincia y con la Policía Nacional en la persecución del cultivo ilegal de marihuana. Y que “los delitos relacionados con la defraudación de fluido eléctrico no sólo afectan a la empresa suministradora, también terminan afectando a los ciudadanos que se quedan sin suministro al resultar dañados los transformadores”, cortes que han llegado a afectar a servicios públicos esenciales como los prestados por los centros de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *