Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Fiscal ve “histórico” el acuerdo alcanzado con los trabajadores del Infoca para lograr la categoría de bombero forestal

El consejero ha avanzado que este acuerdo es el inicio de un proceso "en el que deben implicarse todas las administraciones"

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha calificado de “histórico” el acuerdo alcanzado con los trabajadores de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) que participan en las labores de prevención y extinción de incendio forestales para su reconocimiento como grupo profesional de bomberos forestales.

Según ha manifestado Fiscal durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento andaluz, “esto ha sido posible gracias al clima de diálogo y de negociación general que mantienen en la actualidad los representantes de los trabajadores, el equipo directivo de la empresa y los responsables de los distintos centros directivos de la consejería”.

Además, el consejero ha avanzado que este acuerdo es el inicio de un proceso “en el que deben implicarse todas las administraciones”. Para Fiscal, “si se quiere tener personal muy cualificado la limitación de edad, para las funciones que requieren mejor condición física, no debe ser negociable, sobre todo, para garantizar la propia integridad de los trabajadores” que luchan contra el fuego.

El titular de Medio Ambiente ha informado también de que el acuerdo sobre la figura de bombero forestal ha creado nuevas categorías en el convenio colectivo del personal del Plan Infoca, que se reflejará en el nuevo convenio colectivo de la Amaya.

Para Fiscal, este acuerdo supone además el inicio de un proceso que debe desarrollarse mediante tres diferentes vías. La primera, relacionada con la jubilación anticipada, se centra en el expediente de coeficientes reductores que se tramita en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y que permitirá que los trabajadores se jubilen anticipadamente en función de su antigüedad en la actividad de la misma, tal y como se produce en los bomberos urbanos.

La segunda será la definición en el nuevo convenio de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de las tareas y funciones que necesiten regularse respecto a la categoría de bombero forestal; mientras que la tercera tiene como objetivo la firma inminente de un convenio con la Consejería de Educación para el desarrollo de procedimientos de evaluación y acreditación de los trabajadores que se acojan a esta categoría. Para el consejero, esta última es “indispensable” ya que “determinará la acreditación de la cualificación profesional del personal”.

Por último, Fiscal ha vuelto a destacar “la capacidad de diálogo que hay en la actualidad entre trabajadores y empresa” que ha permitido retomar la negociación de un nuevo convenio colectivo único para toda la agencia que sustituya a los tres existentes –el del personal del Infoca, el del personal de estructuras y el convenio de personal de operario–.

Además, ha resaltado que la normalización de estas relaciones laborales ha permitido también el establecimiento de un nuevo sistema de horarios de trabajo, reiniciar los procesos de reclasificación profesional del personal de estructura o la contratación para la presente campaña de extinción de 248 trabajadores eventuales, “consiguiéndose así tener el dispositivo al 100%”.

URGEN A HACER EL RECONOCIMIENTO “PLENO Y EFECTIVO”

Patricia Navarro, diputada del PP-A, ha considerado que el acuerdo responde a una mandato parlamentario adoptado en virtud de una iniciativa del PP-A que fue aprobada en ese sentido, de ahí que se alegren de que la Consejería haya “recogido el guante” para dar solución a una problemática que afecta a un colectivo “formado por ciudadanos ejemplares, trabajadores infatiglabes y, en definitiva, personas de buena fe a las que había que responder para poner fin a las penurias que afrontan en el desarrollo de su tarea”.

No obstante, ha asegurado que su grupo no se da por satisfecho con este reconocimiento porque en las condiciones en las que trabajan “son, en algunos casos, temerarias”, a la par que ha señalado que “no todo lo que falla en el dispositivo depende de la aplicación de la categoría” sino que influye “la inexistencia de planificación o la permanente descoordinación del dispositivo”, “tiene que ver con la forma de gestionar una herramienta que a la Junta le queda muy grande”. “Si presume de un dispositivo de élite, que lo es por su talla humana y profesional no por las condiciones en las que trabajan, tiene que dotarlo de las condiciones que estén a su altura”, ha agregado.

La parlamentaria de Podemos Mercedes Barranco ha puesto en valor la labor de los bomberos forestales, quienes “dejan los mejores años de su vida para proteger lo que es de todo”, y ha defendido que una administración “sensible y justa” debe mandar a sus bomberos forestales a primera línea de fuego con unas condiciones laborales óptimas y con salarios justos. Ve “un paso adelante” en el reconocimiento de la categoría de bombero forestal, si bien ha advertido que también “hace falta dotarlos de una formación específica, el reconocimiento y aplicación del catálogo de enfermedades, lograr unos derechos laborales dignos y un incremento del presupuesto del Infoca”.

Marta Escrivá, de Ciudadanos (C’s), ha considerado que el reconocimiento es “un gran paso” pero ha apostillado que “debe venir acompañado de medidas concretas porque el cambio de nombre solo no significa nada”. Además, si bien entiende que parte de las medidas para mejorar la situación de los trabajadores dependen del Gobierno central y no del regional, ha instado a la Junta a aplicar las que están en su mano, a la par que ha defendido que se les debe tratar de forma individualizada porque “no es justo que hayan sido tratados como empleados públicos para algunas cosas sí y otras no” mientras también ha rechazado que se negocie un convenio único en Amaya.

Por IU, José Antonio Castro ha dicho que su grupo está “muy satisfecho” con las medidas explicadas por el consejero y ha señalado que “es un asunto muy complejo que llevaba coleando muchos años con una demanda de los trabajadores que denunciaban esta situación”, de ahí que entiende que “ha habido una serie de departamentos que no han sido sensibles a la situación de Amaya y se mantuvieron situaciones impresentables sin que se moviera un solo dedo”. Así, ha saludado el reconocimiento de la categoría aunque ha urgido a hacerla de manera “plena y efectiva” y ha asegurado que IU “no parará” hasta que se consiga y que el Gobierno andaluz “debe achuchar” al central para lograrlo.

Para posicionar al PSOE-A, Julio Millán ha resaltado la voluntad de la Consejería para dar solución a los problemas de este colectivo y ha defendido que son los representantes de los trabajadores lo más indicados para decidir sobre los asuntos que les atañen en el espacio de diálogo que se ha normalizado con el departamento. De cara al futuro, ha dicho que el reconocimiento de la categoría supone “un antes y un después” y “un referente para el reconocimiento de otros dispositivos más allá de la comunidad”, si bien ha asumido que queda mucho camino por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *