Viernes, 16 de Noviembre de 2018

            

Fetichismo, ¿te atreves?

María del Mar Gómez


image_print

Hola, ya estoy por aquí de nuevo, hoy os quiero hablar de una experiencia que hizo un antes y un después en lo que yo conocía como fetichismo.

Si tenía la teoría, gracias a mis compañeras sexólogas y a YouTube, pero una experiencia real, algo certero no tenía.

Pero antes una pregunta, ¿qué es para vosotros el fetichismo?, por qué todo el mundo tiene una predilección sexual, o pensáis que son raros o están enfermos, aquellas personas que se consideran fetichistas.

Ahora le pregunto a Noemi Parra, compañera psicóloga de TupperSex Andalucía:

¿Qué es el fetichismo?

El fetichismo no está sólo relacionado con la sexualidad.
La palabra fetiche procede del latín facticius (artificial, inventado) y habría evolucionado al portugués, feitiço, que significa hechizo, por lo que se puede considerar el fetichismo como forma de creencia o práctica religiosa en la cual “se considera que ciertos objetos poseen poderes mágicos o sobrenaturales y que protegen al portador o a las personas de las fuerzas naturales”. Por eso, los amuletos también son considerados fetiches.

¿Cómo lo unimos con la sexualidad?

En términos propiamente sexuales, el fetichismo consiste en la excitación erótica o la consumación del orgasmo a través de un objeto concreto, una sustancia, una parte del cuerpo, o una situación en particular.

El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo que provoque un malestar clínicamente significativo en la persona o problemas a terceros.

Hay multitud de conductas, objetos, situaciones, partes del cuerpo que nos encanta, nos suben el ánimo, nos excitan, nos apasionan…

¿Habéis visto Sexo en Nueva York? ¡Recordad a Carrie con su adoración por los zapatos, ese era su fetiche!

Y el tópico sobre los uniformes militares, bomberos, cuerpos de seguridad, enfermeras, secretarias ¿tópico o realidad? Puede que no lo hablemos abiertamente, pero seguro que alguno de ellos os llama la atención, de ahí utilizar como fetiche los distintos tipos de disfraces.

Hace cosa de un año hicimos un programa en OndaLuz sobre este tema, Granada Erótica, el programa número 4.

Lo primero, empecé por aceptar que yo también soy fetichista, en concreto de las manos de los hombres. Pero hoy os voy a contar mi experiencia con los fetichistas de los pies, algo que muchas veces piensas ¡puaj, qué asco! Bueno, solo deciros que no es así, algunos hombres sienten adoración por nuestros pies, tan diferentes unos de otros como seductores.

Mi aventura empezó en Málaga, donde en calidad de asesora acepto la invitación para acudir a un evento fetichista, pues allí que me planté, con curiosidad y un cosquilleo en el estómago.

Todo el mundo estaba muy metido en su papel, eran conocidos y practicantes de este fetichismo de pies, visto desde lejos es algo raro, hombres sentados a los pies de las mujeres, unos acariciando y besando los pies, otras mujeres charlaban animadamente (lo cual es lo habitual) a no ser porque estaban de pie sobre algún hombre.

Una vez pasada la primera impresión, comienzan los talleres, exposiciones y poco a poco de la mano de unos grandísimos profesionales, descubro que este mundo del Fetish Feet, tan grande y bonito como complejo. Medias, zapatos, pies…

Sí que como ellos llaman juego, dejo mis pies a su manos y bocas. y tras la primera impresión, quiero deciros que es placentero, curioso y divertido.

En el tema Sexual, está claro que como siempre “dar placer, genera placer”, para estos hombres este juego es muy excitante.

Qué ha pasado después de esto, pues que he traído a mis reuniones, talleres y eventos el Fetich Feet, he tenido el gusto de ofrecer esta experiencia a las chicas, lo que ha sido gratamente recibido, incluso os diré que me he sorprendido cuando algunas ya conocían este fetiche.

Aún hoy tengo la fortuna de contar con la colaboración de algunos de ellos, por ejemplo “El Viajero”, nos dejó un artículo muy detallado sobre este fetichismo el cual os invito a leer en el Blog de TupperSex Andalucía “Descalcemos el Sexo”

Recordad que me podéis comentar y preguntar sobre este artículo y os responderé lo más rápido y lo mejor que pueda.

Besos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.