Miércoles, 29 Marzo, 2017

Ferrer lidera una buena jornada española en Nueva York

El segundo día en Nueva York se saldó con un balance positivo para los intereses españoles y es que, junto a Ferrer, alcanzaron la segunda ronda Roberto Bautista, Guillermo García-López, Pablo Andújar y Marcel Garnollers

Foto: Reuters


image_print

El tenista español David Ferrer lideró un buen día para la ‘Armada’, en el US Open, cuarto y último ‘grande’ de la temporada, imponiéndose en su debut (6-1, 6-2, 2-6, 6-2) al bosnio Damir Dzumhur, un martes en el que otros cuatro compatriotas del número cinco del mundo se metieron en segunda ronda, algo que no pudieron hacer los catalanes Pere Riba y Albert Ramos.

El segundo día en Nueva York se saldó con un balance positivo para los intereses españoles y es que, junto a Ferrer, alcanzaron la segunda ronda Roberto Bautista, Guillermo García-López, Pablo Andújar y Marcel Garnollers. El de Jávea apenas tuvo problemas para superar a su rival, a pesar del intento postrero de hazaña. El joven bosnio sufrió el ciclón alicantino y tras sólo una hora de partido se vio con dos sets abajo.

‘Ferru’, que lidera las esperanzas españolas con la baja de Rafa Nadal por su lesión en la muñeca, llega a Nueva York habiendo recuperado su versión más regular y batalladora esta temporada en la que no las tiene todas consigo. Sin duda Toronto y Cincinnati, donde chocó con el gafe de Roger Federer, fueron un buen relanzamiento para un Ferrer que no vaciló en su estreno en Flushing Meadows.

Con dos sets en contra, Dzumhur sorprendió a su rival comenzando con ‘break’ el tercer parcial. Así, y con el de Jávea casi dosificando fuerzas, el bosnio recortó distancias en un mero espejismo de sacar algo más. Y es que Ferrer volvió a la carga en el cuarto set y cerró la victoria con autoridad. Ahora, se medirá en segunda ronda con el ganador del Bernard Tomic-Dustin Brown.

Además, Bautista tuvo que emplearse a fondo (5-7, 7-6(1), 1-6, 7-5, 6-1) para batir al austriaco Andreas Haider-Maurer. El maratoniano encuentro que se llevó el castellonense le da moral y también un esfuerzo del que recuperarse antes de enfrentarse al estadounidense Tim Smyczek en segunda ronda. El encuentro se pudo decantar de cualquier lado aunque en el definitivo y quinto set Bautista se mostró intratable y cerró la victoria con merecimiento.

Por otro lado, García-López tumbó (6-4, 6-2, 6-2) a un correoso Lu Yen-Hsun. El tenista de Taiwán llegó al Abierto yanqui en buen momento, con buenas y sorprendentes actuaciones en el circuito de la ATP, pero el de La Roda impuso su juego en todo momento. A pesar de ganar en tres sets, el español tuvo que mantener la concentración siempre. El primer parcial, sin ir más lejos, se lo llevó con un único ‘break’, sin dar opciones a su rival, que no tuvo ninguna bola de rotura.

En el segundo set, García-López estuvo también más acertado para aprovechar la ocasión de romper el saque rival. Después, en el séptimo juego, el español volvió a sumar un ‘break’ con el que dio ya un paso de gigante en el encuentro. Y es que la losa de los dos sets en contra pesó en Yen-Hsun y, a pesar de la igualdad, fue el español el que terminó imponiéndose de nuevo. García-López se medirá en segunda ronda con el estadounidense Sam Querrey.

Además, Pablo Andújar se vio beneficiado por el abandono del local Jack Sock antes de comenzar el cuarto set. El conquense sin embargo se llevó un primer set igualado, pero en el segundo no pudo hacer lo propio y fue el estadounidense el que acertó a convertir el ‘break’ que tuvo. En el tercer set, Andújar pasó por encima de su rival, el cual comenzó a dar síntomas de su posterior retirada. Ahora se medirá con el japonés Kei Nishikori, quien parece que ha vuelto a tono a las pistas.

Por otro lado, Marcel Granollers se impuso (7-6(1), 6-3, 6-2) al austriaco Jurgen Melzer en una trabajada victoria de debut que le cita en segunda ronda con el croata Ivo Karlovic. El duelo tuvo su punto clave en el primer set. Ahí, el español comenzó por debajo pero fue capaz de mandar el parcial a la muerte súbita y ahí tomar ventaja en el partido con mucha autoridad.

El empuje demostrado por el español pesó en un Melzer que no las tenía todas consigo. Así, después de un primer intercambio de ‘breaks’, Granollers sumó una rotura más para llevarse el segundo set. Finalmente, en el tercer y definitivo acto sólo existió el tenista catalán, que cerró la victoria con autoridad y dos roturas a favor.

En el capítulo de malas noticias para la ‘Armada’, Pere Riba se vio superado (3-6, 7-5, 6-3, 6-2) por el francés Adrian Mannarino a pesar de adjudicarse el primer set. El catalán apuntaba alto pero Mannarino firmó una remontada espectacular y peleada en la que el español fue de más a menos. El tenista galo luchará con el italiano Fabio Fognini por un puesto en la tercera ronda. Además, Albert Ramos no pudo (6-3, 7-6(5), 6-3) con el australiano Sam Groth, quien podría ser el próximo rival del suizo Roger Federer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *