Domingo, 28 Mayo, 2017

Fernando Romay: "Hemos tenido a la mejor generación de la historia del baloncesto español y no la hemos sabido vender"

El exjugador internacional analiza, desde Granada, la actualidad de la Selección y del Real Madrid y lanza un mensaje a los despachos: "Se tiene que cambiar la gestión de la Liga ACB"

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Alberto Nevado (FEB)


image_print

Fernando Romay (A Coruña, 1959) habla con un tono de voz directamente proporcional a su tamaño, que, para quien no lo sepa a estas alturas, es de 2,13 metros. Quien fuera una de las grandes figuras del baloncesto español de los 80, plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles y bicampeón de Europa con el Real Madrid, es ahora un hombre de cincuenta y tantos de trato afable y de verborrea fácil que no tiene problemas para hacerse oír y que opina, como puede, alto y claro sobre todos los temas que versan sobre su deporte.

Actualmente, desarrolla diversas labores mediáticas entre las cuales se encuentra la de ejercer de embajador de la Federación Española de Baloncesto. Este domingo, en Granada, desafió a las inclemencias del tiempo para dar un clínic en el contexto del Road Show 2014, que sirve como preludio del Mundial que se celebrará en España en septiembre, con la capital nazarí como una de las sedes. Unos minutos antes de su interacción con el público, atendió a Granada Digital para analizar la actualidad del mundo de la canasta.

Pregunta: En este 2014, se cumplen 30 años de la plata de Los Ángeles. Tres décadas después, ¿qué recuerdos le quedan de aquella medalla olímpica?

Respuesta: No sé si tendrás aquí cinta suficiente. Son muchísimos y se van acrecentando en fechas como ésta. Sobre todo queda la ilusión y un recuerdo posterior a la plata, de cuando llegamos a España. Tengo la imagen de ver a unos chavales en un parque, y, normalmente los bancos de los parques servían como porterías, pero habían puesto el banco vertical y jugaban al baloncesto, a intentar meter el balón en el hueco del apoyabrazos de metal. Cuando vi esa imagen, que hay que reconocer que solo la vi una vez, me di cuenta de que algo había pasado. Lo que me apena es que con el paso del tiempo el interés por la Selección sigue igual, pero el interés por el baloncesto yo creo que ha bajado. Y hemos tenido una generación ahora que no se ha aprovechado lo suficiente.

[blockquote style=”style-1″]Desde la plata en Los Ángeles, el interés por el baloncesto ha bajado[/blockquote]

P: ¿Cómo ha evolucionado el baloncesto español desde aquel primer gran éxito hasta la época actual?

R: El baloncesto en general evolucionó una barbaridad porque se creó una línea de 6,25, que ahora es de 6,75, que hizo que cambiara el juego. Antes todos estaban apelotonados alrededor del pívot y ahora hay mucho más espacio. El baloncesto español, después de 1984, ha evolucionado porque había un hombre, que era Antonio Díaz-Miguel, que era un innovador. A su rebufo salió otra serie de gente, como eran Manel Comas, Mario Pesquera o Aito García-Reneses, y entonces digamos que se unificó el baloncesto. Hasta entonces, era muy personal de cada entrenador. Todo esto es algo que propuso y propulsó Antonio Díaz-Miguel y creo que no se le ha reconocido lo suficiente.

[blockquote style=”style-1″]Antonio Díaz-Miguel propulsó el cambio en el baloncesto español[/blockquote]

P: Ahora, desde Granada, la Selección afronta el reto de ganar el Mundial, en casa, ante Estados Unidos. ¿La victoria supondría cerrar un círculo, treinta años después de la plata que obtuvieron en Los Ángeles ante los norteamericanos?

R: El círculo nunca se cierra. Siempre queda una circunferencia en medio que es la diana en la que tienes que dar. Eso sí, la evolución esta ahí.

[blockquote style=”style-1″]A los jugadores de la Selección les doy todo el crédito del mundo[/blockquote]

P: De cara al torneo, es cierto que hay jugadores que parecen en su mejor momento, como es el caso de Sergio Rodríguez pero ¿le preocupa el estado de hombres como Juan Carlos Navarro y la situación en sus equipos de otros como Pau Gasol?

R: Mira, somos muy injustos. ¿Nadie tiene crédito en este país? Yo creo que si alguien tiene crédito son los jugadores que están en esta Selección, porque, cada vez que han estado ahí, han dado un mil por cien. En Londres ya decían que si era un equipo muy mayor, que no sé qué… Estuvimos a esto (separa unos centímetros el pulgar del índice de su mano derecha) de ganar a una Selección mítica de los Estados Unidos, con Kevin Durant, LeBron James… A esto (vuelve a repetir el gesto anterior) con esos jugadores. ¿El crédito solo lo vamos a tener nosotros en la tarjeta? ¡No jodas! No, no. Yo a estos jugadores les doy todo el crédito del mundo, y hasta ahora no me han defraudado nunca. Cuando digo nunca, es nunca.  Incluso, hubo algunos que criticaron el bronce del Europeo. ¿Porque te gane el campeón en los cinco últimos minutos cuando habías ido ganando todo el partido? ¡Vamos, no me jodas!

[blockquote style=”style-1″]Navarro está físicamente hecho unos zorros, pero sé que cuando sale a jugar me va a dar un mil por cien[/blockquote]

P: ¿La gente se ha olvidado de la época en la que la Selección no ganaba medallas?

No, solo es que somos muy injustos. ¿De qué vamos? Parecemos un grupo de cuñadas. Yo con este equipo iría al fin del mundo. ¿Navarro? Da igual. Está físicamente hecho unos zorros, pero sé que cuando sale a jugar, sean cinco, diez, veinte o cuarenta minutos, me va a dar un mil por cien. Y Navarro es valioso dentro y fuera del campo como líder del equipo, Navarro es la repera. ¿Le vamos a poner pegas a Navarro? ¡Vamos, no me jodas! Es que me lío con la mano abierta como un molino.

P: Sin entrar a valorar la polémica que siempre se genera en torno a si debe ir en el lugar de Ibaka, ¿qué le aportaría Mirotic a esta Selección? ¿Quizá es el perfil que falta desde la retirada de Garbajosa?

R: Desde Garbajosa, desde Carlos Jiménez, desde Suárez… Ese jugador es necesario. Mirotic es muy bueno, es la repera. Entonces, le da un plus más a la Selección. Es tan bueno que merece estar en este equipo, imagínate. Y con eso está dicho todo. Es un jugador en franca evolución y tiene la suerte de jugar al lado de Felipe Reyes, que es un jugador para quitarse la boina delante de él mil veces. Cada año saca una faceta nueva y enriquece su juego. ¡Y tiene treinta y tantos! Empezó siendo un buen reboteador, un muy buen reboteador, y ahora es un jugador magnífico, con movimientos de una gran calidad y un buen tiro. Mirotic ha aprendido mucho de Felipe y cada año está haciendo cosas nuevas, pese a lo muy bueno que ya es.

[blockquote style=”style-1″]Mirotic es tan bueno que merece estar en este equipo[/blockquote]

P: Ambos juegan en el Real Madrid. ¿Los de Pablo Laso se han convertido ya en uno de los mejores equipos de la historia del baloncesto español?

R: Sí, por ahora sí. Solo falta una cosa, que es redondear eso y ganar títulos. Además, ellos lo tienen muy claro y lo dicen continuamente. Todos estos récords están fantásticos, qué maravilla, pero están a mitad de temporada. Yo creo que lo del Real Madrid le viene muy bien al baloncesto español. Hay gente que dice que el baloncesto es un deporte que solo se tiene que ver los últimos cinco minutos y que la Liga solo se tiene que ver en los diez últimos partidos. Y el Madrid está dando que hablar desde el principio de la temporada y además está basado en el jugador español. Me recuerda mucho, en la confección y en el juego, a los equipos de los ochenta. Me refiero a que va a buscar tres oportunidades de canasta por ataque en vez de una sola. Lo que no vamos a hacer es contemporizar como otros equipos: aguantar el balón y luego se la damos al bueno y si sale con barba San Antón y si no la Purísima Concepción.

[blockquote style=”style-1″]El Real Madrid me recuerda mucho a los equipos de los ochenta[/blockquote]

P: ¿Cree que en la mente de Pablo Laso está esa concepción romántica del juego que le invita a tratar de demostrar a Europa que se puede ganar la Euroliga jugando a más de sesenta puntos?

R: Claro. Pero no es un concepto romántico, es un concepto válido. Es que además es de cajón. Si tú buscas tres oportunidades por ataque, tendrás más opciones de meter canasta. Si solo se la das al bueno, él tira y cargas el rebote es más difícil. Para jugar como juega el Real Madrid, necesitas mucho talento, y ese talento lo tiene desde hace tres años: Llull, Sergio, Mirotic, Rudy… Y ahora encima ha hecho lo importante para ganar, que es tener un muy buen juego interior. Los aleros te ganan el partido, los pívots te ganan los campeonatos. Eso una vez me lo dijo George Karl y lo que dice George Karl, a misa va. Ahora están Boroussis, Mejri, Felipe Reyes, Mirotic, que juega dentro o fuera… Tiene un gran potencial interior. Además, a mí lo que me alucina del Madrid no es que meta los 100 puntos, sino que el otro equipo no pasa de 60 o 70, lo cual indica que tiene una defensa que te cagas. Pero lo que más me gusta del equipo es que se está hablando de baloncesto sin necesidad de que lleguen la Copa del Rey o los play off. Eso es lo que hay que hacer, tiene que hablar la gente de baloncesto.

[blockquote style=”style-1″]Lo que más me gusta del Madrid es que se está hablando de baloncesto antes de que llegue la Copa[/blockquote]

P: Para ello, ¿cree que se debe cambiar la gestión de la ACB  a nivel mediático?

R: También, pero quita incluso lo de mediático. Se tiene que cambiar la gestión de la Liga ACB. Pero la gestión mediática indudablemente. ¿Qué te venden los americanos aquí?

P: ¿Espectáculo?

R: No, te venden jugadores, ídolos, estrellas. Nosotros hemos tenido la mejor generación de la historia del baloncesto español y no los conoce ni Dios. No nos hemos aprovechado nada de ellos. ¡Véndelos! Hemos tenido a Ricky Rubio, que es el paradigma de toda una generación: un tío súper válido, súper preparado y además ahora tiene que emigrar para triunfar. No lo hemos sabido vender. Un tío que iba con los pantalones caídos, con el pelito medio tal, el Justin Bieber del baloncesto. ¡Vamos, no me jodas! No lo hemos sabido vender. Ni a Juan Carlos Navarro, que bate el récord de triples de un ‘rookie’ y que dice: señores, que a gusto se está aquí, qué buenas están las hamburguesas, qué bien, pero yo me voy a jugar la ACB. Ni eso se aprovechó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *