Viernes, 21 Julio, 2017

            

Fátima Gómez: “Queremos rescatar del olvido las historias de las víctimas de la represión”

La diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática participa en el homenaje a José Antonio Bravo, médico represaliado durante el franquismo, organizado por el Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra



image_print

La diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, ha participado hoy en el homenaje que el Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra ha dedicado a José Antonio Bravo Martínez, médico represaliado durante el franquismo. El acto, el primero al que ha asistido Fátima Gómez como diputada responsable de Memoria Histórica y Democrática, se ha celebrado en Mecina Bombarón, donde se ha descubierto una placa dedicada a la figura del que fuera médico rural de la localidad desde 1941 hasta 1975, después de haber sido perseguido, encarcelado y desterrado por sus convicciones democráticas.

El alcalde de Alpujarra de la Sierra, José Antonio Gómez, ha aludido a la figura de José Antonio Bravo Martínez, que hoy da nombre a la principal avenida de Mecina Bombarón. El municipio, en palabras del alcalde, ha querido rendir homenaje a un vecino “de profundas convicciones democráticas, represaliado por la dictadura que, “sin embargo, fue muy admirado en el pueblo, como ejemplo de supervivencia de la dignidad humana, a través del ejercicio de la Medicina Rural en una época muy adversa”.

En un acto sencillo e íntimo, la diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática ha afirmado que historias como la de Antonio Bravo Martínez sucedieron por toda la provincia, donde miles de víctimas sufrieron la crueldad de la represión. “Unos fueron ejecutados y otros, como don Antonio, perseguidos, encarcelados y desterrados por defender la democracia y la libertad”, ha agregado.

Fátima Gómez ha expresado la voluntad de la Diputación de contribuir a que los municipios puedan contar “su pequeña historia para rescatarlas del olvido y del miedo y para reparar y dignificar a quienes sufrieron la represión de la dictadura franquista”. “Queremos que se cuente la historia como verdaderamente sucedió a través de la historia particular de los represaliados”, ha dicho para subrayar que esas pequeñas historias forman parte “de nuestra historia colectiva”.

Durante el acto, en el que también han participado la concejala de Cultura de Alpujarra de la Sierra, Azucena Sánchez, y Ángeles de la Torre Bravo, en presentación de la familia del homenajeado, el alcalde ha afirmado que José Antonio Bravo Martínez, más conocido por los habitantes del municipio como Don Antonio, nació en octubre de 1900 en Bérchules y murió en Mecina Bombarón en 1982. Para el regidor, este médico rural, que sufrió la dura represión por defender la democracia y la justicia social, debe ser considerado como uno de los grandes hombres alpujarreños del siglo XX.

Don Antonio fue nombrado en 1941, de manera interina, médico de Asistencia Pública Domiciliaria en el Partido Sanitario formado por Mecina Bombarón, Yátor y Yegen, e Inspector Municipal de Sanidad. El alcalde de Alpujarra de la Sierra ha destacado su “formación humana, cultural y científica excepcional, que le hacía capaz de resolver de forma satisfactoria los más diversos problemas médicos, con los escasos recursos de la época”. “En aquellos años tan difíciles para la gran mayoría de los españoles supervivientes, pronto se convirtió en un vecino más, en el médico que era amigo de todos y que a todos atendía por igual, y que supo hacer del respeto mutuo un ejercicio saludable y fundamental para mantener bien alta la dignidad como persona”, ha señalado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *