Viernes, 20 enero, 2017

Fatau pide paso

El ghanés confirmó en el Bernabéu que puede ser una alternativa para el centro del campo del primer equipo

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: EFE


image_print

Fatau había jugado 27 minutos en Primera División hasta este sábado. En el Bernabéu fue titular y disputó todo el partido. Lucas Alcaraz apostó por él; introdujo un centrocampista puro para mantener intacto el sistema y le dio galones al joven mediocentro ghanés en uno de los grandes templos del fútbol mundial. El chico del filial no le defraudó.

Desde el primer minuto, Fatau salió a jugar al Bernabéu como si el escenario no le impusiera en exceso. El centrocampista africano combinó y participó de forma activa en la elaboración del juego del Granada; no se escondió, pidió la pelota e incluso se atrevió con alguna conducción larga y un par de disparos lejanos que murieron lejos de los dominios de Diego López.

Además, se mostró intenso en la presión y le dio la razón a Lucas Alcaraz, que repite de forma constante que, aunque habitualmente juegue en el filial, para él, Fatau es un futbolista más de la primera plantilla. El ghanés, que se entrena con el equipo profesional de forma casi continua, demostró que tiene asimilado el trabajo táctico y no desentonó ni en las salidas ni en los repliegues; tampoco a la hora de bascular ni de situarse en la medular junto a Recio e Iturra.

Eso sí, su partido también tuvo un lunar. Como él mismo reconoció, no debió quedarse en el suelo cuando Alonso le derribó, en la jugada que dio origen al primer gol del Real Madrid. Los blancos aprovecharon el hueco que dejó Fatau en el centro del campo para agilizar una contra que terminó con el tanto de Ronaldo.

No obstante, independientemente de esa acción, la actuación del futbolista africano sirvió para que Alcaraz terminara de confirmar que cuenta con un jugador capaz de competir en Primera División cuando las necesidades o los requerimientos así lo exijan. Ante la idea de fichar a un centrocampista, Fatau pide paso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *