Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Familiares y amigos de Alejandro Fernández siguen pidiendo la revisión de su caso

El joven granadino de 24 años entrará en prisión el martes a las 19h desde donde luchará por conseguir el tercer grado

Concentración en apoyo al joven granadino Alejandro Fernández | Autor: Román Callejón
Ángela Gómez | Imagen: Román Callejón


image_print

No están siendo días fáciles para el joven granadino Alejandro Fernández. El martes debe ingresar en el Centro Penitenciario de Albolote y considera que se está cometiendo una injusticia con él al haber sido condenado a cinco años de cárcel por tráfico de tarjetas falsas de crédito.

El joven mantiene su inocencia y deja caer todo el peso de sus argumentos en que fue engañado por otra persona que, por aquel entonces, consideraba su amigo. Han pasado ya seis años desde que Alejandro Fernández pagase con una tarjeta falsa una compra con un importe cerca de 80 euros, y ha rehecho su vida, con un trabajo, y al lado de sus familiares y amigos. Considera que fue un error de juventud, por juntarse con la persona equivocada y cometer un delito sin saberlo.

Pidió por ello el indulto de su condena pero el Consejo de Ministros se lo denegó el pasado 18 de marzo, algo que a él, a su abogado y a su familia les pilló por sorpresa dado que se enteraron hace pocos días que se lo habían denegado.

Ahora Alejandro asegura que seguirá luchando para que le concedan ese indulto o el tercer grado dentro de prisión porque sabe, que dado el margen de días que hay para su ingreso en la cárcel, la batalla la va a tener que librar entre rejas.

Alejandro Fernández Galería Indulto Manifestación Cárcel-2

Alejandro Fernández rodeado de familiares y amigos | Román Callejón

Lleva dos semanas atendiendo a los medios de comunicación para contar su historia, y no duda en coger el teléfono cada vez que alguien se interesa por conocer su historia. Hoy han organizado otra concentración para que su nombre vuelva a sonar con fuerza.

A mediodía, familiares, amigos, y personas interesadas en su caso, se han citado en la Plaza de San Lázaro (en la que está ubicado el bar donde él trabaja) para mostrar su apoyo al joven. Alejandro ha agradecido, entre abrazos y llantos, la presencia de estas personas que no dudan de la inocencia del joven.

“Por favor, que arreglen esto para que las cosas vayan más rápidas y se estudien bien los casos”, ha manifestado Alejandro, mientras poco a poco iban llegando sus amigos y familiares a una esquina de esta plaza.

El abogado de Alejandro presentó en el día de ayer un recurso de reposición porque según ha asegurado el joven, tanto él como su abogado, no tienen constancia de que el “indulto sea favorable o desfavorable”.

“Yo mi cabeza la tengo en que el martes tengo que entrar en la cárcel, pero voy a pelear por el tercer grado porque conmigo no van a poder”, ha manifestado el joven con la voz quebrada de la emoción.

Alejandro Fernández Galería Indulto Manifestación Cárcel-3

Alejandro consuela a su madre | Autor: Román Callejón

Su madre está desolada. La mujer ha conseguido recoger más de 200.000 firmas a través de la plataforma change.org pero, por ahora, salvo saber que cuentan con el apoyo de esas personas, a nivel práctico, de poco les ha servido.

“Lo está pasando muy mal y se está comiendo la cabeza. Nosotros estamos rotos y esto está destruyendo nuestras vidas”, nos aseguraba la madre con un hilo de voz.

Sujetando una de las pancartas también estaba el jefe de Alejandro, quien asegura que es un buen chico y por el que pone “la mano en el fuego” dado que ha demostrado su valía y responsabilidad en el bar-cafetería donde trabaja.

Alejandro dice estar a la espera de una llamada del alcalde de Granada, Francisco Cuenca, para reunirse a lo largo del día de mañana con él. “Cuenca me ha dicho que tengo todo su apoyo”, ha manifestado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En este caso no hace falta la cárcel para reinsertar a esta persona porque está reinsertado ya y trabajando honradamente y no ha vuelto a tener ningún problema con la Justicia. Deberían indultarle, no todos los casos son iguales.