Sábado, 25 Marzo, 2017

Falsos mitos de la ciencia: Sólo usamos un 10% de nuestro cerebro

Uno de esos mitos es que un cerebro más grande no quiere decir tener una mayor inteligencia



image_print

Luc Besson es uno de los directores de cine europeo que mejores películas de acción ha hecho. León (el profesional) o el Quinto Elemento son ejemplos de ello. El pasado verano estrenaba Lucy, un ‘film’ en el que Scarlett Johansson pasa de utilizar un 10 por ciento del cerebro a ir aumentado el porcentaje de forma que puede adquirir poderes mentales. No hace falta explicar que esto es imposible. Pero lo que mucha gente cree es que es cierto que sólo usamos una pequeña parte de nuestro cerebro. Esto, como otras muchas verdades populares, es rotundamente falso.

“El cerebro es mi segundo órgano favorito”, decía Woody Allen. El director neoyorquino es un loco de la Psicología. Precisamente de un psicólogo pudo nacer este mito. William James escribió que la gran mayoría de personas sólo usa un porcentaje de su capacidad intelectual. Estas palabras fueron tomadas por Lowell Thomas, que en el prólogo del libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” tradujo estas palabras en que sólo usamos un 10 por ciento del cerebro. Mientras James no hablaba de porcentajes, fue Thomas el que decidió poner esa cifra, sin ninguna base científica.

Son muchas las formas, basadas en la ciencia, que tenemos de desmontar este bulo. Con una neuroimagen tomada a través de una resonancia magnética funcional podemos demostrar que todo el cerebro permanece activo, incluso cuando dormimos. Otra es que cualquier zona del cerebro que se lesiones acarrea consecuencias en nuestra salud. También se puede medir la energía que necesita. El 20 por ciento de la que consume nuestro cuerpo, lo hace el cerebro. Demasiado si la gran parte de este órgano no estuviera activa.

Pese a ser el gran desconocido del cuerpo humano, la neurociencia es uno de los campos en los que más se ha avanzado en los últimos diez años. Existen mapas cerebrales muy concretos en los que se detalla para qué sirve cada parte de nuestra masa cerebral. Gracias a este trabajo, no sólo se ha desmontado el mito del 10 por ciento, sino también otras verdades universales que se daban por hechas y no eran más que sentencias de la cultura popular.

Uno de esos mitos es que un cerebro más grande no quiere decir tener una mayor inteligencia. El tamaño medio de este órgano son unos 1.350 gramos. Cada milímetro cúbico de corteza cerebral tiene 90.0000 neuronas conectadas por tres kilómetros de axones. En su conexión con la médula espinal se producen hasta 3.000 millones de conexiones neuronales. Estos circuitos se especializan, lo que hace que depende del lugar donde sea una lesión cerebral afecte a una capacidad determinada. Es en el funcionamiento de estas conexiones donde radica el tener una mayor o menor inteligencia.

Hay gente que cree que el cerebro está inactivo mientras dormimos. Es falso, sigue trabajando sintetizando hormonas esenciales para la vida. También se cree que los cerebros de hombres y mujeres son muy distintos, algo que la neurociencia ha tirado para atrás. También es un mito que al hacernos mayores perdamos una gran cantidad de nuestras neuronas. Lo que sí es cierto es que de no usar el cerebro, se pueden llegar a perder, por lo que es importante mantener el órgano activo.

Son muchas las verdades universales que damos por hecho y no son más que malas interpretaciones que con la velocidad de las leyendas urbanas se dan por hecho, cuando su base científica es rotundamente falsa. En Portaltic queremos encargarnos de desmontar estos mitos con esta serie de artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *