Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Fallecen el doble de menores que el verano pasado en las costas españolas

Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana son las comunidades más afectadas con seis muertes. Granada registró dos fallecidos

Gabinete


image_print

El cierre de las piscinas públicas este próximo fin de semana marca el fin de la temporada de baño. El Primer Informe Nacional de Ahogamientos de Menores arroja la cifra de 134 ahogamientos producidos en entornos acuáticos en los últimos 5 años. Andalucía ha sido la comunidad más afectada con 30 decesos, seguida por Cataluña con 24 y Comunidad Valenciana con 21 fallecimientos.

En lo que va de año ya han fallecido 30 menores lo que supone un incremento del 50% respecto a los ahogamientos producidos en 2016 en el mismo periodo. Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana son las comunidades más afectada con 6 decesos cada una de ellas. Los fallecimientos ocurridos en Andalucía tuvieron lugar en Granada (2), Córdoba (2), Málaga (1) y Cádiz (1).

Gerona y Alicante son las provincias que han acumulado un mayor número de fallecimientos mortales de menores por ahogamiento con 11 y 10 muertes, respectivamente. Además del número de fallecidos se han registrado 159 incidentes con un resultado de 69 hospitalizaciones. A pesar de la plasticidad neurológica de los niños, se estima que más del 25%, tendrán secuelas permanentes.

Análisis de Datos

Del análisis de los datos recopilados por AETSAS (Asociación Española de Técnicos en Salvamento Acuático y Socorrismo), la Escuela Segoviana de Socorrismo y la empresa Abrisud dentro de la VII Campaña de Seguridad Infantil que estas empresas llevan a cabo para prevenir accidentes en el entorno acuático se pueden resumir varios hallazgos cualitativamente significativos:

El 73% de los ahogamientos infantiles ocurridos son niños frente al 27% de niñas.

El 78% de los ahogamientos de menores se producen en piscinas domésticas no vigiladas y playas.

El perfil del menor fallecido es el de un niño de 2-4 años que fallece en la piscina doméstica por un descuido en la supervisión adulta.

Más del 47% de menores fallecieron en piscinas privadas, un 13% en piscinas públicas, un 11% en playas, un 19% en embarcaderos, canales y puertos y el 10% restante en diversas localizaciones (contenedores, bañeras…)

Las muertes de menores por ahogamiento representan el 8% del total, lo que supone la 3ª causa de muerte accidental de menores en España, tras los accidentes de tráfico y atragantamientos . En los últimos 4 años han muerto 160 menores de 14 años en accidentes de tráfico frente a los 87 fallecidos en entornos acuáticos. Mientras los fallecimientos en carretera muestran una curva descendente, la de ahogamientos muestra una tónica ascendente, principalmente, debido a la falta de prevención a nivel estatal y autonómico.

Así como las campañas de la DGT y los informes que se realizan desde hace más de 50 años han permitido desarrollar las políticas adecuadas e incidir en el número de fallecimientos, se hace necesario un Plan Nacional contra el Ahogamiento.

El 23% de muertes en entornos vigilados muestra la necesidad de regular la formación de socorristas en España. Los cursos online están un auge y es necesaria una regulación de ámbito nacional sobre la seguridad en el ocio acuático.

Aunque la mayor incidencia de ahogamientos se produce en verano, no hay que bajar la guardia el resto del año. El ahogamiento de menores también se produce en balsas, contenedores, bañeras… Es una muerte silenciosa, que ocurre en tan solo unos centímetros de agua. Un 35% de los ahogamientos se produce en otoño e invierno.

Causas.

La principal causa de los incidentes en los más pequeños es la caída accidental al agua, que pueden acceder a piscinas o lugares con agua por falta de vigilancia o protección de acceso.

La falta de supervisión adulta es la causa directa del 25% de los incidentes de ahogamiento de menores y teniendo en cuenta que en más de la mitad de los casos las noticias no recogen datos fiables sobre las circunstancias, seguramente esta implicación sea aún mayor.

Las condiciones del medio acuático (corrientes de resaca, oleaje, etc.) es la segunda causa más importante que origina que se produzca un incidente de ahogamiento en niños, generalmente en edades más avanzadas.

La falta de protección o la violación de las normas de seguridad (por los menores o los adultos responsables) tienen también peso importante en los incidentes y su pronóstico.

España es uno de los siete países europeos que obliga al vallado de las piscinas públicas y comunitarias. Las piscinas privadas en España, a diferencia de Italia, Noruega, Bulgaria o Francia, no tienen esta misma obligación. “La entrada en vigor de la Ley Raffarin en Francia, en el año 2003, que imponía la obligación de incluir medidas de seguridad activa como vallas, cubiertas o alarmas en las piscinas públicas y privadas ha supuesto una disminución de fallecidos por ahogamientos del 75%” explica Fabrice Villa, director de la empresa Abrisud, la marca líder de cubiertas de piscina de Europa y experto en seguridad infantil para piscinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *