Lunes, 23 enero, 2017

FACUA Granada recomienda tener precaución a la hora de utilizar bonos para reserva de hoteles

Aunque los bonos se comercializan con el ahorro en mente hay casos en los que con el bono resulte más caro el alojamiento seleccionado



image_print

Con la llegada del verano son muchas las personas que empiezan a buscar alojamiento para sus vacaciones. Periodo en el que las empresas que ofrecen bonos para reserva de hoteles también intensifican su actividad comercial, generalmente mediante llamadas telefónicas en las que ofrecen bonos con los que, en teoría, el consumidor puede ahorrar un importe considerable en la reserva de hoteles de todo tipo.

Estos bonos, según los comerciales que los venden, permiten obtener ahorros interesantes a los clientes para alojarse en hoteles de primer nivel, solo con el compromiso de realizar un consumo mínimo como una media pensión o una pensión completa. Además es frecuente que la empresa regale bonos a cambio de comprar una cierta cantidad de ellos o bien por proporcionar un cierto número de teléfonos  de amigos y conocidos con los que poder seguir haciendo ventas.

Sin embargo también suele ocurrir que el usuario, a la hora de utilizar estos bonos se encuentre con problemas que hagan que el presunto ahorro desaparezca, cuando no directamente suponga un coste más elevado que la reserva directa del hotel. Algunos usuarios incluso han percibido que el precio de la media pensión o la pensión completa, que estos bonos obligan a contratar, resulta más barata en el propio establecimiento que el precio al que se les cobra a ellos. Y a otros se les han solicitado importes diferentes a los indicados en el momento de abandonar el establecimiento o de acceder al mismo.

Otro problema frecuente es que dentro del catálogo de hoteles en el que el consumidor puedo hacer uso de los bonos se ofrezcan hoteles de grandes cadenas y de primer nivel, 4 y hasta 5 estrellas, cuando luego realmente no se encuentran disponibles. “Es frecuente que el comercial tiente al cliente con hoteles de cadenas de renombre y de categoría elevada que luego no se encuentran en catalogo de establecimientos ofrecidos, figurando solo hoteles de menor categoría, apartados de la ciudad, y a precios elevados para lo que seria esperable”, indica David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada.

Por ello desde FACUA Granada se recomienda precaución a la hora de contratar o adquirir estos bonos y conocer realmente que se va a adquirir antes de hacerlo. En este aspecto es fundamental exigir al comercial que nos llame que nos remita, de forma previa a la compra, las condiciones concretas de los bonos que nos van a vender, así como el listado de hoteles incluidos en la misma y las condiciones de la reserva. Solo así podremos evaluar realmente si nos interesa o no.

En cuanto a los posibles problemas y discrepancias que puedan surgir, los usuarios tienen derecho a presentar reclamación contra la empresa que vende estos cupones, pero también contra el establecimiento que los acepta. “Tras el cambio de legislación realizado hace un año, todos los servicios basados en cupones establecen la responsabilidad solidaria tanto del intermediario como de la empresa que finalmente presta el servicio, lo cual facilita el proceso de reclamación, especialmente considerando la opacidad con la que operan estas empresas a la hora de recibir reclamaciones” añade Avellaneda. Igualmente los consumidores disponen del derecho de desistimiento de manera que el usuario puede devolver los bonos antes de 14 días desde la fecha de su entrega, estando la empresa obligada a la devolución del importe cobrado. En todo caso los usuarios afectados por estos servicios pueden dirigirse tanto a los correspondientes servicios de consumo, como ante esta asociación para gestionar sus dudas y reclamaciones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *