Viernes, 20 Octubre, 2017

            

FACUA Granada pide a Movilidad que consulte a las organizaciones sociales ante los cambios en los autobuses urbanos

Limitar la decisión a los miembros permanentes del Observatorio supone repetir el error que implantó un sistema desapegado al usuario

Autobuses urbanos de Granada | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Ante los anuncios realizados por el Ayuntamiento de Granada por los que se prevén nuevos cambios en el sistema de transporte urbano de Granada, FACUA Granada solicita que se habrá un periodo de consulta previo en que los miembros no permanentes del Observatorio de la Movilidad (como asociaciones de vecinos, consumidores, personas con discapacidad y otras muchas) puedan aportar sus propuestas para enriquecer este sistema. Cabe recordar que este periodo de consulta no se realizó tampoco como paso previo a la implantación de la LAC y el nuevo mapa de autobuses, que ejecuto el anterior equipo de gobierno y que como consecuencia ha generado multitud de problemas y parcheos al haber una desconexión total entre lo que Movilidad pretendía conseguir y lo que desde la ciudadanía se deseaba.

Precisamente para evitar estos errores desde FACUA Granada también solicita que se faciliten a estos miembros no permanentes los documentos donde se recogen estas propuestas, ya que hasta ahora la ciudadanía y las organizaciones sociales solo han sabido de estos cambios por publicaciones en prensa. Una petición que no tendría por qué retrasar la implantación o aprobación de estos cambios, ya que podría realizarse en el mismo plazo en el que los miembros permanentes realicen esta labor y que en todo caso, merece la pena esperar unos días más a tomar unas medidas que no estén debidamente respaldadas o contrastadas con la ciudadanía.

En paralelo desde la asociación también se solicita que, aunque se realicen estos primeros cambios sobre el sistema, se mantenga la necesaria visión a largo plazo de la movilidad de la ciudad, tal como se había planteado desde el Observatorio. Para ello resultará especialmente practico considerar las cerca de 700 páginas de propuestas que se han realizado dentro del mismo, realizadas por todo tipo de entidades que van no solo referidas al transporte urbano sino también a todo lo que tiene que ver con la movilidad de la ciudad de Granada, desde todos sus ámbitos. Unas propuestas que a buen seguro pueden ayudar a paliar los graves problemas en este ámbito que actualmente sufre la ciudad. Esta acción debería ejecutarse en una segunda fase que tendría estar lista no más tarde de final de año, para el caso de que finalmente la Junta de Andalucía cumpla con los teóricos plazos de puesta en servicio del Metro.

PERSISTE EL MAL SERVICIO DE ROBER

Adicionalmente a los problemas relativos al despliegue actual de líneas, se mantienen otros problemas relativos a la prestación del servicio, que además afectan de forma especial a colectivos como los usuarios con diversidad funcional, con carritos de bebe y similares, que ven multiplicadas sus molestias a la hora de subir al bus debido a las averías casi continuas en las rampas de acceso a los autobuses. Algo que además no queda cubierto con los servicios de Eurotaxi ya que no es extraño que cuando este se solicita no haya vehículos disponibles impidiendo la adecuada movilidad del usuario afectado. Todo ello sin olvidar el retraso adicional para la expedición afectada que estas gestiones implican..

También siguen produciéndose incidencias con el propio estado de los vehículos, que sigue manifestándose en incomodidad, fallos en el aire acondicionado de los autobuses o averías que dejan los vehículos parados en plena vía publica, así como otras molestias derivadas del deficiente mantenimiento de buena parte de la flota con el incremento de contaminación y ruido para la ciudadanía. Todo ello sin olvidar que siguen existiendo vehículos con más de 18 años de antigüedad prestando servicio, incluso en las líneas turísticas que recorren el centro de la ciudad, con lo que esto supone tanto en comodidad para los usuarios como para la imagen de la propia ciudad.

Por todo ello desde FACUA Granada se considera imprescindible que además de las modificaciones en las líneas, se obligue a Rober a que de una vez por todas cumpla con sus obligaciones en lo que a la prestación del servicio se refiere, tanto por la seguridad como por la comodidad de los propios viajeros. Cualquier plan que no incluya esta legítima exigencia en la prestación del servicio seguramente suponga una misión fallida en lo que a mejora del servicio se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *