Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

FACUA Granada exige detener el desmantelamiento de Caja Granada y llama a la movilización ciudadana

La entidad mantiene sus planes de desguace de la organización, que ha alcanzado su cúspide con la venta del Monte de Piedad a MonteMadrid

BMN - Caja Granada | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

Ni la oposición de buena parte de la sociedad granadina ni tampoco la respuesta de los municipios afectados por los cierres de oficina han servido por ahora para que BMN frente el desmantelamiento de Caja Granada, como paso previo al cierre de la venta del grupo a Bankia. Una operación de desguace, disfrazada de saneamiento, en la que la entidad está cerrando oficinas rentables y vendiendo todos los activos de la entidad a fin de hacer más atractiva la compra del grupo, sin pensar en todo lo que esta operación está suponiendo para la sociedad granadina.

Y es que esta operación está viniendo acompañada del cierre de una gran cantidad de oficinas de la entidad a lo largo de toda la provincia, lo que está provocando un aislamiento financiero considerable, especialmente en los municipios más pequeños. Municipios en los que consumidores de todo tipo se encuentran sin poder disponer de una entidad bancaria de proximidad en la que poder cobrar sus pensiones, pagar un simple recibo o disponer del soporte necesario para operaciones complejas como préstamos o hipotecas. Una situación de exclusión financiera que obliga a estos usuarios a tener que hacer desplazamientos considerables en busca de la entidad más cercana, o bien a tener que manejar grandes sumas de dinero, en el caso de las personas mayores, a través de cajeros de los que muchas veces ni siquiera conocen su funcionamiento. Una situación opuesta al planteamiento social que ha tenido históricamente la caja y que tras su fusión en BMN ha quedado en un segundo plano, dilapidado por el beneficio que la entidad espera conseguir con esta venta.

Ante este abuso desde FACUA Granada se reclama a la entidad que cese de unas ver por todas en estas políticas que tanto están perjudicando a Granada, manteniendo la actual red de oficinas y buscando soluciones para que quienes ya se han visto afectados por esta exclusión financiera vuelvan a disfrutar de todos sus derechos sin importar el tamaño del municipio donde residen. Una reclamación que apoyan numerosas entidades y organizaciones como la propia Diputación de Granada, en su calidad de patrono de la fundación, los propios ayuntamientos afectados, sindicatos y otros movimientos sociales, en legítima defensa de la estructura financiera de la provincia, su sostenibilidad y el mantenimiento íntegro del acceso a servicios bancarios de la ciudadanía.

Por tal motivo desde FACUA Granada también se llama a la ciudadanía a participar en la concentración que el próximo día 5 de noviembre tendrá lugar en Puerta Real a partir de las 17:30 horas, a fin de mostrar el rechazo de la sociedad granadina a esta situación y su exigencia de soluciones inmediatas que pongan fin a la problemática creada por el proceso de desmantelamiento de la entidad, que más allá de la eficiencia solo busca el máximo beneficio para el grupo BMN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *