Domingo, 22 enero, 2017

FACUA Granada considera nefasta la eliminación de la línea eléctrica Baza- Caparacena

Las diferentes reclamaciones recibidas por FACUA Granada como la opinión general de los usuarios residentes en el Altiplano reflejan un fuerte descontento con el servicio eléctrico del que disponen actualmente

Imagen de Baza


image_print

La decisión del Ministerio de Industria y Energía de eliminar la línea eléctrica Baza – Caparacena del proyecto  de Planificación de la Red de Transporte Eléctrico para el periodo 2015-2020 ha supuesto una noticia tan sorpresiva como nefasta tanto para la comarca del Altiplano como para todos los consumidores de la provincia. Y es que si de algo está necesitada Granada es tanto de inversiones en general, como de un refuerzo de la red eléctrica en particular.  Una necesidad que quedaba cubierta con esta línea y que ahora va a provocar graves perjuicios a toda la sociedad.

Y que la importancia de esta línea es mucho mayor que la de la propia infraestructura eléctrica. Tal como comenta Luis Romero, presidente de FACUA Granada, “la importancia de esta estructura es clave para la zona norte de la provincia en tres aspectos fundamentales. Por un lado permite reforzar la malla eléctrica en una zona que históricamente ha sufrido carencias en el suministro. También permitiría el desarrollo económico de la región al disponer con esta línea de la energía necesaria para mover a las empresas que tenían previsto implantarse en la zona. Y finalmente la existencia de la línea permitiría el desarrollo de numerosos proyectos de generación de energía renovable, que supondrían una importante mejora para los consumidores y para el planeta, y que ahora quedan en el aire.

En el aspecto de los consumidores tanto las diferentes reclamaciones recibidas por FACUA Granada como la opinión general de los usuarios residentes en el Altiplano reflejan un fuerte descontento con el servicio eléctrico del que disponen actualmente. En esta zona son frecuentes los cortes de servicio y las caídas de tensión, con los problemas y molestias que estas incidencias suponen para la vida diaria de los usuarios, que pese a que cada vez pagan más por la electricidad tienen un peor servicio. Al respecto Romero añade que “esta nueva línea permitiría reforzar la malla eléctrica en la zona y por tanto mejorar la calidad de servicio, que es claramente deficitaria como se ha denunciado en numerosas ocasiones por parte de los vecinos de estos municipios. Y ahora que iban a tener una línea de referencia que iba a permitir mejorar el servicio se encuentran que van a seguir con los mismos problemas. Sin duda es una pésima noticia.”

Otro problema grave que genera la eliminación del proyecto para esta línea eléctrica tiene que ver con el desarrollo de la zona. Una zona deprimida donde no suelen abundar las oportunidades de desarrollo. Oportunidades que ahora van a perderse por culpa de no poder disponer de un suministro eléctrico adecuado que garantice las necesidades de la industria que planteaba instalarse en la zona.  Diversos estudios plantean en torno a los 1.500 millones de euros y unos 15.000 empleos los perjuicios que puede causar la no construcción de esta línea eléctrica. Cifras que justifican más que de sobra su construcción, que ahora el Gobierno Central niega.

Dentro de estos proyectos empresariales se encuentran numerosos proyectos de energía eólica y solar, que al no disponer de una vía eléctrica de alta capacidad, no resultan viables. A este respecto Luis Romero comenta que  “la eliminación de esta línea demuestra lo poco que el Gobierno Central cuida a la provincia de Granada, pero también el escaso interés que tiene por las energías renovables. Lo ha demostrado con el establecimiento de un peaje al autoconsumo y lo demuestra ahora al no apoyar una zona con un ingente potencial de generación de energías limpias. Energías que no solo reducirían nuestra dependencia de otras fuentes de energía, sino que también podrían suponer una bajada en el precio del recibo eléctrico”.

Y es que el potencial de generación de energía limpia de esta zona es más que considerable. En la actualidad, según los datos de La Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía se estima un potencial de unos 1.350 MW, de los que más de 850 ya están proyectados y esperando su ejecución. Una capacidad potencial capaz de cubrir más del 3% de la demanda global de electricidad del país, sin ninguna emisión contaminante y con un coste mucho más atractivo para el consumidor final. Algo que por culpa de la eliminación de esta línea no será posible hacer.

Ante esta situación, desde FACUA Granada se van a tomar las medidas necesarias para seguir peleando en los diferentes foros en los que tiene presencia a fin de seguir exigiendo la construcción de esta infraestructura, que es la llave tanto para el desarrollo de la región como para garantizar la calidad del servicio eléctrico a los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *