Jueves, 19 Octubre, 2017

            

FACUA Granada considera muy deficiente la calidad de atención al cliente en las oficinas de Endesa de Granada

Según comunica la asociación de consumidores, la empresa ha cerrado varias oficinas de atención al público en Granada, y ha recortado personal en restantes provocando graves demoras en la atención a los clientes

Gabinete


image_print

La asociación de consumidores FACUA Granada ha recibido en los últimos días, y ha tenido ocasión de comprobarlo personalmente, numerosas quejas relativas al funcionamiento de las oficinas de atención al cliente de Endesa. En estas oficinas son frecuentes las colas y las esperas para cualquier tipo de gestión, fundamentalmente por la falta de personal que dichas oficinas vienen sufriendo. De hecho, y tras los problemas que vienen surgiendo en los últimos tiempos con cuestiones como facturas, cambios de contadores, de potencia y otras gestiones, el personal que trabaja en las oficinas de la compañía no puede más que pedir disculpas a los usuarios por la demora en la atención.

La situación afecta a las dos oficinas que Endesa tiene en la capital, y también a las del resto de la provincia. En concreto en la oficina de Granada Centro, es frecuente que de los siete puestos de atención al cliente solo estén atendiendo tres empleados, mientras que en la oficina de la zona norte de la capital son solo dos personas las que atienden. “Considerando que estas dos oficinas atienden tanto a los clientes de la capital como a los de buena parte de la zona metropolitana, queda patente la falta de interés que tiene Endesa en atender las quejas y reclamaciones de sus clientes”, afirma Luis Romero, presidente de FACUA Granada.

Sin embargo estos problemas no se sufren solo a la capital sino que también afectan a la provincia. Como ejemplos desde FACUA Granada se destaca el cierre de la oficina de atención comercial en Baza, que cubria toda la zona norte de la provincia y que sigue sin resolverse; o el cierre de la oficina de Illora, que obliga a buena parte de los residentes en la zona del Poniente a dirigirse a Loja o a la oficina de Granada Norte para hacer sus trámites. “Cuando tienes que hacer un desplazamiento para hacer una reclamación, lo mas probable es que se te quiten las ganas de hacerlo. La eliminación de oficinas en la provincia no solo supone una reducción de la calidad del servicio, sino que también supone impedir que clientes descontentos tengan un lugar donde exigir sus derechos o interponer una hoja de reclamaciones”, añade Luis Romero.

En este contexto, desde FACUA Granada se recomienda a los consumidores que se encuentren con estas demoras que utilicen las hojas de reclamaciones, obligatorias, para mostrar su descontento por la atención prestada, y para que Endesa sea consciente del grado de frustración que para sus clientes supone tener que soportar una larga espera para cualquier gestión que tengan que realizar. “Las hojas de reclamaciones son las armas con las que los usuarios tenemos que defendernos ante cualquier abuso, como el que nos ocupa”.

Por otra parte, y aunque no es la mejor solución, aquellos consumidores mas osados pueden intentar realizar sus gestiones a través del servicio de atención telefónica de la empresa, aunque dada su calidad, es probable que los resultados obtenidos tengan poco que ver con lo que se espera. En todo caso FACUA Granada pone a disposición de los consumidores el teléfono de información al consumidor 958 26 24 65 y el correo granada@facua.org, para cuantas dudas o consultas puedan tener al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *