Lunes, 23 enero, 2017

Facua anima a reclamar a los alumnos afectados por el cierre de la Escuela Andaluza de Cinematografía



image_print

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) de Andalucía recomendó hoy a los alumnos afectados por el cierre de la Escuela Andaluza de Cinematografía, con sede en Sevilla, que reclamen el dinero de su matrícula e indemnizaciones por daños y perjuicios, así como que no firmen el documento ofrecido por la empresa.

Según informó la asociación en un comunicado, durante las últimas semanas han recibido “numerosas reclamaciones” referentes al cierre de la Escuela Andaluza de Cinematografía por parte de alumnos que “se han visto afectados al haber entregado la matrícula por adelantado e incluso haber alquilado una vivienda en Sevilla para poder realizar el curso”.

Junto a ello, Facua puso de manifiesto que “algunos usuarios han indicado que la empresa les ha ofrecido la devolución de la matrícula mediante la firma de un documento donde se renuncia a su derecho a reclamar”.

Por este motivo, Facua aconsejó a todos los alumnos que se vean perjudicados por esta situación que “no firmen documentos donde se renuncien a derechos de los consumidores”, así como que “exijan, como mínimo, la devolución de las cantidades abonadas para el curso 2009/2010, ya que además podrán reclamar una indemnización por los daños y perjuicios causados”.

Según los consumidores, los alumnos de segundo curso para poder terminar sus estudios deberán desplazarse a otra ciudad donde dispongan de academias que impartan las mismas especialidades, así como esperar al próximo curso 2010/2011 al haber finalizado el plazo de matriculación en el resto de escuelas, mientras que “aquellos que terminaron sus estudios el curso anterior no disfrutarán los servicios a los que se comprometió la empresa como la inclusión de los titulados en una bolsa de trabajo y la promoción de los cortometrajes realizados por los estudiantes”.

Por último, la organización recordó que aquellos que hayan financiado los estudios a través de préstamos vinculados, suscritos a través de acuerdos entre la empresa y alguna entidad financiera, podrán resolver los contratos. Una vez resueltos, “los usuarios tendrán derecho a dejar de pagar, así como a que las financieras les devuelvan la totalidad o una parte de las cantidades abonadas”, concluyó Facua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *