Martes, 17 Octubre, 2017

            

Fabrican un ordenador que trabaja con gotas de agua

El trabajo combina su experiencia en la manipulación de la dinámica de fluidos de gotas con un elemento fundamental de la informática: un reloj en funcionamiento

Foto: Youtube


image_print

Los ordenadores y el agua normalmente no se mezclan, excepto en un laboratorio de la Universidad de Stanford, donde se ha construido uno que funciona con la física única de las gotas de agua en movimiento.

El ordenador lleva casi una década en fabricación, resultado de una idea que tuvo el hoy profesor de Bioingeniería Manu Prakash, cuando era un estudiante de posgrado.

[ot-video][/ot-video]

El trabajo combina su experiencia en la manipulación de la dinámica de fluidos de gotas con un elemento fundamental de la informática: un reloj en funcionamiento. “En este trabajo, finalmente demostramos una lógica y control universal y sincronizado de la gota”, dijo Prakash.

Debido a su carácter universal, el ordenador que opera sobre gotas puede realizar teóricamente cualquier operación que un ordenador electrónico convencional pueda llevar a cabo, aunque a tasas significativamente más lentas. Prakash y sus colegas, sin embargo, tienen una aplicación más ambiciosa en mente.

CONTROL DE LA MATERIA FÍSICA

“Ya tenemos ordenadores digitales para procesar la información. Nuestro objetivo no es competir con los ordenadores electrónicos o para operar los procesadores de texto”, dijo Prakash en un comunicado de la Universidad de Stanford.

“Nuestro objetivo es construir una clase completamente nueva de equipos que precisamente puedan controlar y manipular la materia física. Imagínese si al ejecutar una serie de cálculos no sólo la información se procesa, sino que la materia física es algorítmicamente manipulada también. Pues hemos hecho esto posible en la mesoescala “.

La capacidad de controlar precisamente las gotitas utilizando un cálculo fluídico podría tener un número de aplicaciones en biología de alto rendimiento y química, y posiblemente nuevas aplicaciones en la fabricación digital escalable. Los resultados se publican en la edición actual de Nature Physics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *