Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Expertos en turismo científico del país alaban el potencial de la provincia

Cerca de 40 representantes del sector al más alto nivel nacional debatieron durante un encuentro de dos días este 27 y 28 de marzo en la Cámara de Comercio de Granada



image_print

El encuentro de turismo científico e industrial ITUR Granada 2014 financiado por el Ministerio de Industria, Energía, y Turismo, y organizado por la Cámara de Comercio de Granada, acerca iniciativas españolas de éxito a nuestra provincia, que según los ponentes cuenta con todo para poder originar proyectos sostenibles y rentables económicamente, al igual que en otros territorios nacionales.

Este congreso aborda este tipo de turismo desde su concepción más amplia y con mayor potencial, englobando por una parte, el generado por el ecosistema ciencia y por otra, aquel que proviene de los museos ciencia, parques geológicos, turismo industrial y astronómico, donde Granada cuenta con un gran potencial por desarrollar. Todo ello complementado con un taller de mejora competitiva para las empresas del sector que les permitirá afrontar este y otros retos desde una mejor posición.

“Orce y el Parque de las Ciencias como turismo de ciencia, los limpios cielos de Sierra Nevada para el turismo astronómico, las bodegas de los vinos de calidad de Granada y las industrias artesanales alpujarreñas como referentes de turismo industrial, Granada se puede convertir en una potencia en el segmento del turismo científico”, destaco el presidente de la Cámara de Comercio Federico Jiménez, quien aprovecho para animar a los asistentes a invertir en provincia y desarrollar las ideas que en este encuentro se están lanzando.

Dinopolis con más de 170.000 visitantes en 2013 es un claro ejemplo a seguir, la inversión realizada en el parque y en sus distintas áreas museísticas es de 37 millones de euros desde 2001.

La experiencia científica, turística y empresarial nos la trae Alberto Cobos, paleontólogo y uno de los descubridores allá por el 20013 del mayor dinosaurio europeo descubierto hasta la fecha: el Turiasaurus riodevensis. Un ejemplar que, estiman, mediría más de 30 metros y tendría un peso de 40 toneladas.

El parque que cuenta con 7 subparques en toda la provincia en diferentes localidades y excavaciones paleontológicas, la entrada desde 27€ da acceso a diferentes museos, atracciones acuáticas, vehículos especiales preparados para viajar en el tiempo, espectáculos, cines en 3D, sendas etc. Todo con el máximo rigor científico y pedagógico. Un Jurassic Park pero sin T-Rex vivos amenazando a los visitantes.

Los empresarios granadinos “deberían crear un parque temático como Dinopolis en los yacimientos de Orce”, y “explotar mucho más ampliamente el desconocido turismo industrial como la provincia de Sevilla”

Cobos señalo la potencialidad de Granada a la hora de replicar este parque recreativo con sus yacimientos en Orce, y que según él lo tiene todo a nivel científico, asegurando la viabilidad de este tipo de proyectos, por el interés de los turistas ante estas iniciativas que potencian el turismo científico, cultural, en el que se implica y disfruta toda la familia.

El representante de Prodetur Sevilla y de la Red Española de Turismo Industrial Rafael Ruiz Álvarez, animo al empresariado granadino a emprender este tipo de iniciativas además de explicar en qué consiste este desconocido pero siempre presente turismo industrial.

“El turismo industrial representa una oportunidad muy importante para diversificar y desestacionalizar la actividad turística, desde una perspectiva muy singular”, la posibilidad que ofrece este segmento turístico de reactivar la economía de los municipios, los cuales, a partir del desarrollo de esta actividad, “sacan un doble partido a sus empresas en activo o devuelven otra vida a las que están en desuso, y, que, en muchos casos, tienen un gran valor cultural”.

El patrimonio industrial granadino es un atractivo más de nuestra cultura que genera un creciente interés por conocer el valor histórico, arquitectónico o social, entre otros, de las infraestructuras industriales que siembran el territorio de la provincia.

itur1En dicho planteamiento se incluye toda la inmensa oferta de la industria tradicional, tanto del ámbito agroalimentario (almazaras, bodegas, destilerías), como de otras actividades muy ligadas a nuestra cultura, como es el caso de los telares alpujarreños, la forja o la artesanía en general.

¿Quién no recuerda una excursión del colegio a una fábrica de pan, de lácteos o, mejor, de refrescos? Con esa primera experiencia de acercamiento a un proceso de elaboración de un producto, aderezado con un regalo y una fotografía como recuerdo de aquella visita, estábamos ya haciendo turismo industrial, aunque quizá entonces ni siquiera tuviéramos noción del concepto

El turismo industrial se incluye dentro del amplio abanico del turismo cultural y es una forma de explotar para el ocio los recursos relacionados con la producción. Se convierte así en una fórmula para incrementar las posibilidades económicas de los municipios, como complemento a la oferta ya existente para los visitantes o incluso como principal atractivo de un destino.

Es un concepto de ocio que responde a la curiosidad de los visitantes para conocer en definitiva el trasfondo de la cultura del trabajo, que nos acompaña siempre. Desde cómo preparar un queso hasta cómo ensamblar un avión, desde la concepción del mejor aceite de oliva hasta la fabricación de una guitarra, desde vibrar con la emoción de descender a las profundidades de una mina, hasta saborear el secreto de un buen vino. Las posibilidades que brinda el turismo industrial son infinitas como lo es la actividad productiva del hombre, y la importancia de este segmento se ve reflejada en el hecho de que cada dos años se celebra el Congreso Europeo de Visita a Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *