Domingo, 22 enero, 2017

Expertos debatirán sobre economía y sociedad durante el Neolítico en la Península

En el VI Congreso del Neolítico en la Península Ibérica, organizado por la UGR, del 22 al 26 de junio en Granada

Crómlech de los Almendros en Portugal | Foto: Wikimedia
E.P.


image_print

Más de 300 expertos europeos, principalmente de España y Portugal, debatirán los últimos avances científicos sobre los cambios económicos y sus implicaciones sociales durante el Neolítico en la Península Ibérica, en un congreso nacional que se celebrará en Granada del 22 al 26 de junio.

El VI Congreso del Neolítico en la Península Ibérica, organizado por el departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada (UGR), tendrá lugar en el Aula Magna y el Auditorio I de la Facultad de Filosofía y Letras.

Entre los temas que se abordarán en el Congreso destacan los análisis de casos particulares y síntesis de la evolución del Neolítico a partir de estudios estratigráficos; la reconstrucción del ambiente en momentos concretos del Neolítico o su evolución a partir de estudios arqueobotánicos, arqueofaunísticos, isotópicos y arqueomagnéticos.

También se debatirá sobre la producción en este periodo de objetos desde las fases de adquisición de las materias primas hasta su consumo; de los patrones de asentamiento desde perspectivas sincrónicas y diacrónicas y de rituales y simbolismos, como los enterramientos de humanos o de animales y otras posibles prácticas de deposición intencional.

En 1995 se celebró el I Congreso del Neolítico en la Península Ibérica en Gavà-Bellaterra y, desde entonces, los investigadores no han faltado a su cita cada cuatro años (Valencia, 1999; Santander, 2003; Alicante, 2006; Lisboa, 2011), asistiendo a la exposición de las últimas investigaciones llevadas a cabo sobre este fundamental periodo de transición histórica.

De hecho, tales reuniones científicas se han convertido no sólo en un foro de discusión único, sino en un referente fundamental a la hora de realizar síntesis sobre esta época en la Península Ibérica y nuevas propuestas sobre su desarrollo, tanto en nuestro ámbito particular como en el del Mediterráneo Occidental en general.

Entre los beneficios de estas reuniones destacan una mayor homogeneización tanto en las propuestas de periodización como en las aproximaciones metodológicas; una mayor preocupación por presentar explicaciones coherentes y bien asentadas sobre las causas de la introducción de la agricultura; un creciente interés por el análisis de la relación entre los cambios sociales y los cambios ambientales y una introducción progresiva de nuevas metodologías que permitan extraer nuevos datos sobre aspectos tan trascendentales como la movilidad de la población, la procedencia de las materias primas y las técnicas de producción de artefactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *