Martes, 25 Julio, 2017

            

Experto alerta de que realizar abdominales tras dar a luz está “contraindicado” porque empeora la diástasis

"Esta actividad, al igual que otros movimientos de flexión, pueden dañar mucho la zona del abdomen y provocar problemas digestivos, lumbares y del suelo pélvico"

Foto:E.P
E.P


image_print

Tras el parto muchas mujeres deciden realizar ejercicios para fortalecer sus abdominales sin saber que, tal y como ha advertido el fisioterapeuta y director de la Clínica Fisioterapia Vicetto, Rafael Vicetto, está “totalmente contraindicado” ya que perjudican la diástasis, es decir, la rotura de la línea de los músculos abdominales que se produce durante la gestación.

Una separación que ocurre en todas las embarazadas pero que si no se controla a tiempo puede provocar un aumento excesivo del volumen del abdomen, molestias en la espalda y en la zona lumbar, digestiones pesadas, gases e, incluso, incontinencia urinaria como consecuencia de la debilidad del suelo pélvico. Estos síntomas se ven agravados con la realización de ejercicios para los abdominales.

“Esta actividad, al igual que otros movimientos de flexión, pueden dañar mucho la zona del abdomen y provocar problemas digestivos, lumbares y del suelo pélvico”, ha detallado el experto, en declaraciones a Europa Press, para avisar de que en ocasiones la diástasis puede confundirse con sobrepeso, es decir, con la llamada ‘curva de la felicidad’.

LA IMPORTANCIA DE ACUDIR A UN ESPECIALISTA

En este sentido, y con el fin de detectar a tiempo esta complicación, Vicetta ha recomendado tumbarse boca arriba en la cama, flexionar las rodillas y levantar la cabeza para ver si aparece una especie de agujero en el abdomen. Si la respuesta es afirmativa, prosigue, es que se padece diástasis.

Ante esto, Vicetto ha destacado la importancia de acudir a un fisioterapeuta experto en diástasis para corregir la separación de los músculos rectos de una forma eficaz. Además, ha informado de que su centro ha patentado una faja que en sólo 18 semanas y con la práctica de otros ejercicios específicos logra solventar este problema.

“Hay que saber cómo levantarse de la cama, sentarse en una silla o coger algo del suelo. Todo esto lo enseñamos los fisioterapeutas para que los pacientes se recuperen cuanto antes de la diástasis”, ha zanjado el doctor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *