Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Expedientado en NNGG por amenazar a un diputado de IU

A través de la red social Twitter

E.P.


image_print

El Comité de Derechos y Garantías de Nuevas Generaciones ha iniciado el proceso de expulsión del militante de NNGG de Madrid, Jaime Mora, por las manifestaciones que ha realizado en su cuenta personal de la red social Twitter hacia el diputado de IU Alberto Garzón y “que infringen lo estipulado” en los Estatutos de Nuevas Generaciones.

Después de conocer el dictamen de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, que ha ratificado este lunes la condena a España por aplicar la ‘doctrina Parot’ a la presa de ETA Inés del Río, condenada a 3.828 años de prisión, el militante de NNGG ha iniciado una conversación con el diputado de IU donde ha llegado a decirle que “matarle” a él o a los de su “calaña” les iba a salir “igual de caro”.

“Pensándolo bien matarte a ti o a todos los de tu calaña nos va a salir igual de caro! Igual no va a ser tan malo…. Payaso”, señalaba Mora en su cuenta personal twitter después de que el parlamentario Alberto Garzón, nada más conocerse el fallo, haya calificado la sentencia de “buena noticia”.

Según ha explicado NNGG, en sus estatutos se establece como principio de actuación de NNGG “la defensa de la Constitución Española como instrumento fundamental del Estado de Derecho y garantía de la estabilidad institucional y democrática en España”.

“Estas libertades (de expresión) tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la Juventud y de la Infancia”, destacan.

Así mismo, el Reglamento de Régimen disciplinario de Nuevas Generaciones estipula en su artículo 4.1.a) como infracciones muy graves “atentar contra cualesquiera de los derechos o deberes fundamentales reconocidos en la Constitución”.

De este modo, las infracciones consideradas “muy graves” son sancionadas con la suspensión de militancia por un periodo de tiempo entre cuatro y seis años y con la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo, además de la expulsión de Nuevas Generaciones.

Como medida cautelar, actuando de oficio, se ha procedido a la suspensión de militancia de este afiliado y a abrir el procedimiento disciplinario. La propuesta de sanción será resuelta en el próximo Comité de Derechos y Garantías de Nuevas Generaciones tras llevarse a cabo las fases del procedimiento reglamentario correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *