Jueves, 16 Agosto, 2018

            

Expectación y cruce de reproches en el juicio contra Juana Rivas | Vídeo

La madre de Maracena se ha sentado en el banquillo de los acusados por dos delitos de sustracción de menores, uno por cada hijo que tiene en común con Francesco Arcuri

Juana Rivas a su llegada a los juzgados | Foto y vídeo: Dani Bayona
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

La puerta de los juzgados de la Caleta abarrotada de medios de comunicación, la sala del Juzgado de lo Penal l de Granada sin sitio para sentarse ante la gran afluencia de personas y cruce de reproches entre la defensa y la acusación en este juicio en el que Juana Rivas se enfrentaba a dos delitos de sustracción de menores, uno por cada hijo que tiene en común con Francesco Arcuri.

 

Si no puedes ver el vídeo haz clic aquí

Juana Rivas ha llegado al juzgado sin querer llamar la atención y sin entrar a valorar la causa a la que se enfrentaba. Con gafas de sol y rostro serio ha entrado a la sala sin hacer declaraciones. Sólo un “estoy tranquila” acompañaba a la madre de Maracena junto a sus familiares.

El Juez que preside la causa, en la que se pone en entredicho la actuación de Juana Rivas cuando en mayo de 2016 se fue a Granada con sus dos hijos desde la isla de Carloforte (Italia), ha rechazado comentarios por parte de la Fiscalía, la acusación y la defensa en relación a otro presunto asunto de malos tratos por parte de Arcuri a Rivas, ya que entiende que “aquí no se está juzgando otra causa”.

Fiscalía y acusación han coincidido en reprochar a la madre de Maracena su forma de actuar a la hora de sacar a lo menores de edad de Italia, ya que Rivas “dijo que iba a visitar a unos familiares a España sin fecha concreta de regreso”. Y han subrayado que estuvo 33 días en paradero desconocido y en compañía de los menores, por lo que se le pide una pena de cinco años de prisión.

Gran expectación en la sala

La sala en la que se ha celebrado en juicio contra el delito de sustracción de menores contra Juana Rivas no daba para más. Eran más personas las que se encontraban en pie que sentadas.

La mayoría de los presentes eran testigos y familiares de la madre, por lo que se formado cierto murmullo cuando Fiscalía y acusación han expuestos sus motivos por los que Rivas tiene que ser condenada, algo que ha solventado el juez con la expulsión de una de las personas que estaba hablando.

Concentración en apoyo

Desde las nueve de la mañana un grupo de mujeres pertenecientes a la Asociación Mariana Pineda de Maracena han estado presentes para apoyar a Rivas a la entrada de su juicio. También la han acompañado en la sala durante la celebración del mismo y han querido esperar a la salida para mostrar su ayuda a la enjuiciada.

 

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.