Martes, 17 Octubre, 2017

            

Exigen a Educación que “cese inmediatamente” en su política de supresión de unidades en la escuela pública

La organizaciones Fampa, Marea Verde, Docentes en Acción, Padei, CGT y Ustea aseguran que esto ha supuesto una pérdida de 315 unidades de Infantil en los últimos cuatro años

Alumnas de Infantil | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Las organizaciones Fampa, Marea Verde, Docentes en Acción, Padei, CGT y Ustea exigen a la Delegación de Educación de Sevilla que “cese inmediatamente” en su política de supresión de unidades en la escuela pública, “política cuya aplicación ha supuesto, en los últimos cuatro años, una pérdida de 315 unidades de Infantil en el ámbito de esta delegación y de 1.312 en toda Andalucía”.

“La explicación que la CEJA viene dando para justificar esta alarmante cifra es el descenso demográfico y la consecuente reducción del número de escolares, pero lo que hace aún más grave esta situación, que ya lo es en sí misma, es que, en este mismo periodo, la educación privada sostenida con fondos públicos no se ha visto prácticamente afectada por esta circunstancia, y esto es así porque los conciertos que la Consejería concede a los centros privados tienen una duración de cuatro años (ahora pasan a seis en Primaria), periodo durante el cual el número de unidades concertadas permanece blindado”, aseguran las organizaciones en un comunicado.

De este modo, la pérdida de unidades recae exclusiva e “inexorablemente” sobre la escuela pública. “Resulta bastante paradójico pensar que esta lamentable circunstancia sea propiciada por un Gobierno socialista, ya que con ella se revela, una vez más, la falta de sensibilidad y de compromiso real de la CEJA hacia la escuela pública. En este curso escolar va a tener lugar la revisión de esos conciertos. Esta revisión y posible renovación no puede hacerse ignorando la situación actual de descenso de natalidad y de la pérdida de unidades que esto está conllevando, pérdida que, hasta ahora, está repercutiendo sólo en la educación pública”, aseguran las organizaciones.

Éstas exigen que se mantenga “la totalidad de las unidades en la educación pública de cara al curso 2017-2018, y que se recuperen progresivamente las unidades perdidas en los últimos años”. “El descenso de natalidad debería ser aprovechado por la Administración para avanzar en la mejora de la educación pública andaluza, especialmente cuando en los últimos años se han aplicado numerosos recortes que han supuesto la pérdida de empleo público y la merma en la calidad y en la atención a la diversidad”, apuntan las organizaciones. Este descenso de población en edad escolar debe ser una oportunidad para que la Junta de Andalucía “demuestre su apuesta por la calidad en la enseñanza, reduciendo el número de estudiantes por aula, desdoblando grupos y posibilitando mayores refuerzos y apoyos educativos, entre otras medidas”.

También piden que se “revisen los conciertos teniendo en cuenta una reducción de estos que sea, al menos, proporcional a los efectos de la bajada de natalidad. En ningún caso, se deben eliminar unidades en la pública y derivarse al alumnado a la escuela privada sostenida con fondos públicos. No pueden darse situaciones como, por ejemplo, la del centro de Sevilla, donde no existe oferta pública suficiente para el alumnado demandante y éste tiene, necesariamente, que acudir al centro privado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *