Sábado, 22 Julio, 2017

            

Exalumno de formación: “Tengo el título de elaborador de productos cárnicos de la Junta y no sé hacer un chorizo”

El joven ha explicado que empezaron el curso 15 alumnos pero lo terminaron diez, y que, aunque el compromiso de contratación era del 60%, solo contrataron a dos

Foto: Archivo
E.P.


image_print

Javier Martín, exalumno de un curso de formación subvencionado por la Junta de elaborador de productos cárnicos, ha indicado que obtuvo el título de la Junta pero que “no sé elaborar un chorizo”, así como que sabían de antemano cuando iba a visitar un inspector el curso y que trabajó como “peón” en la empresa en la que desarrollaron las prácticas.

Así se ha pronunciado Martín durante su comparecencia ante la comisión de investigación que se desarrolla en el Parlamento andaluz sobre el presunto fraude en la formación, quien ha relatado que recibió el curso de formación en 2010 de mano de la empresa Zureja Formación en Alhaurín el Grande (Málaga) y que las prácticas las realizó en la empresa Embutidos Moreno Plaza.

Ha explicado que empezaron el curso 15 alumnos pero lo terminaron diez, y que, aunque el compromiso de contratación era del 60%, solo contrataron a dos, mientras que el administrador de la empresa del curso, Juan Enrique Zumaquero Merino, según Martín, “nos contrató a otros cuatro alumnos, para que no le penalizaran, pero hicimos trabajos en su casa de fontanería o albañilería a pesar de que nos contrató como matarifes y trabajadores de empresas cárnicas”, además, ha señalado que le despidió cuando reflejo lo ocurrido en el curso en su blog personal.

Sobre las clases, ha indicado que las teóricas las recibieron en una nave “con techo de chapa, no era un espacio habitable”, y las prácticas en la fábrica, “no hicimos nada que nos enseñara a desarrollarnos profesionalmente, sino que hicimos el trabajo sucio, como lavar cestas o mover y orear chorizos, pero a elaborar no aprendimos nada”. “El título fue regalado, no nos exigieron absolutamente nada”, ha apostillado.

“No teníamos que haber aportado nuestra mano de obra a la fábrica, teníamos que haber sido formados”, ha señalado el exalumno quien ha asegurado que la empresa tuvo lucro “cuando 15 personas han estado trabajando por nada, por una ilusión”. Además ha concretado que incluso trabajadores de la empresa cárnica “cogieron vacaciones cuando llegamos nosotros”.

Las instalaciones donde recibieron el curso teórico era una nave que estaba desprovista de duchas, agua caliente, vestuarios o taquillas, y ha afirmado que las sillas eran “de colegio de Primaria”, así como que eran los propios alumnos los que se autoexaminaban, “preparábamos preguntas y copiábamos las respuestas”.

De la misma manera, ha explicado que sabían de antemano cuando iba a visitar una inspectora el curso, “había una mano negra que avisaba de iban”, y entonces “dejábamos de hacer lo que estábamos haciendo y hacíamos como que aprendíamos algo” porque “nos daban instrucciones de cómo comportarnos si venía la inspección”.

“Siento que el SAE no sirve para nada, solo para poner impedimentos y hacerte perder la cabeza cuando vas a pedir lo que sea”, ha dicho en otro momento de su comparecencia Martín, quien ha incidido en que “no conozco a nadie que el SAE le haya dado un puesto de trabajo”.

ADVIERTE A LA JUNTA VÍA EMAIL

También ha explicado que trasladó todos estos incumplimientos a un funcionario de la Junta, Pedro Jesús Sánchez Becerra, por e-mail pero que no hicieron nada para comprobar que sus denuncias, “si las instalaciones cumplían los requisitos o si las personas que impartían el curso estaban capacitadas para darlos”. Ha indicado que no acudió a la vía judicial porque implicaba “tiempo, dinero y ganas”, y que tiempo y ganas tenía pero dinero no.

Precisamente, la diputada del PSOE-A en la comisión, Marisa Bustinduy, le ha recriminado al compareciente que no acudiera a los tribunales para denunciar estos hechos y le ha recordado que “acudir a la Fiscalía es gratuito”, a lo que Martín le ha replicado que “usted no sabe que es que te falte para tus hijos o que tengas que acudir a los servicios sociales por un poco de arroz, no sabe lo que es eso, yo sí lo sé, por eso nos teníamos que callar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *