Domingo, 28 Mayo, 2017

Ex trabajadores de TG7 piden también el cese de la coordinadora de informativos

Se suman a la petición de la oposición en el Pleno de hoy del despido de la directora del medio, Cristina García y consideran "ridículas" las explicaciones dadas por el concejal Fuentes

Ex trabajador de TG7 antes de la presentación ante la Inspección de Trabajo de documentación que revelaría la presencia de un "trabajador fantasma"


image_print

Ex trabajadores de TG7 emiten un comunicado para sumarse a la petición de despido de la directora de informativos, Cristina García. Igualmente piden también el cese para Paloma González, coordinadora de informativos, al considerar que es la encargada de “velar” porque las declaraciones de la oposición que aparezcan en televisión “no digan nada, no sean contundentes ni abunden en los aspectos más críticos contra el equipo de gobierno.”

Se reproduce a continuación el comunicado.

COMUNICADO DE LOS TRABAJADORES

“Los trabajadores despedidos de la Televisión Municipal de Granada, TG7, queremos reiterar nuestro convencimiento de que es absolutamente necesario el relevo inmediato de la directora del canal, Cristina García Carmona, tal y como se ha puesto de manifiesto en el pleno extraordinario celebrado esta mañana en el Ayuntamiento de Granada.
La grabación que conocimos ayer tras la publicación en Andaluces Diario y Público, en la que se puede escuchar a García Carmona presionar a los trabajadores con la pérdida del empleo si no ganaba las elecciones el equipo del Partido Popular, evidencia un modo de trabajar contrario a la profesionalidad periodística y profundamente sectáreo, tal y como venimos denunciando.
La respuesta que ha dado el concejal responsable de la televisión, Juan Antonio Fuentes, no por previsible deja de ser ridícula. Las amenazas con tribunales y el ataque al mensajero pone de manifiesto su altura política, del mismo modo que la demostró con el despido de cinco trabajadores en pleno proceso de elecciones sindicales.
Ridículas también son las afirmaciones de que la grabación no está hecha ante notario y que podría estar manipulada. Cualquier trabajador de TG7 puede dar fe de que las palabras de Cristina García Carmona en la grabación son completamente verídicas y que se repetían con frecuencia en cada una de las reuniones de trabajo que se han mantenido.
Cristina García Carmona no puede seguir ni un día más al frente de TG7. Su presencia daña gravemente a la profesión periodística y a los servicios públicos como se ha puesto de manifiesto. Por ello volvemos a pedir al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, que no permanezca pasivo ante esta situación y de la orden de su cese inmediato. Del mismo modo, exigimos que se investiguen las circunstancias de su contratación, pues Cristina García Carmona es personal laboral del Ayuntamiento de Granada sin que nos conste que haya existido proceso alguno de selección de personal con las más mínimas garantías.
Del mismo modo no queremos pasar por alto que el principal responsable de toda esta lamentable situación es el concejal responsable de TG7, Juan Antonio Fuentes, que ha marcado una línea de trabajo completamente contraria a la profesionalidad que debe exigirse a un medio de comunicación público. Creemos que debe ser relevado de esta responsabilidad si de verdad hay una intención de reconducir una situación que está dañando mucho la imagen de la gestión municipal y de la credibilidad de TG7.
Escudarse en que la televisión municipal de Granada es la más plural de la comunidad autónoma, según un informe del Consejo Audiovisual de Andalucía, no es más que pura demagogia. Es sabido que este informe solamente se basa en tiempos de apariciones y no en el contenido de las mismas. Los periodistas de TG7 han tenido siempre órdenes expresas de que las declaraciones de la oposición no digan nada, no sean contundentes ni abunden en los aspectos más críticos contra el equipo de gobierno. De hecho, la coordinadora de informativos, Paloma López González, es la encargada de velar porque estas declaraciones sean o no emitibles.
Por todo ello, y en el convencimiento de que es deseable una televisión pública plural y profesional, exigimos ambos ceses y un nuevo replanteamiento de la televisión municipal de Granada, así como la readmisión inmediata de los trabajadores despedidos por haber denunciado esta situación e iniciar un proceso de elecciones sindicales.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *