Miércoles, 29 Marzo, 2017

Evidencias de un antiguo lago de agua dulce en Marte

Un equipo de investigadores de la misión 'Mars Science Laboratory' (MSL) del rover 'Curiosity 'de la NASA ha encontrado evidencia de que una vez hubo un antiguo lago en Marte que pudo haber sido capaz de albergar vida, según informan en una investigación publicada este lunes en la revista 'Science'.

E.P


image_print

Los científicos han analizado un conjunto de afloramientos de rocas sedimentarias en un sitio llamado ‘Yellowknife Bay’ en el cráter Gale, cerca del ecuador marciano. Estas lutitas han revelado que el cráter Gale, una cuenca de 150 kilómetros de ancho con una montaña en el centro, tuvo al menos un lago hace alrededor de 3,6 millones de años.

El análisis de estos expertos, que creen que el lago podría haber permanecido allí cientos de miles de años, mostró que el lago estaba en calma y probablemente tenía agua dulce, que contiene elementos biológicos clave, tales como carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre, de forma que proporcionaría las condiciones perfectas para la vida microbiana simple, como los quimiolitoautótrofos.

En la Tierra, los quimiolitoautótrofos se encuentran comúnmente en las cuevas y alrededor de los respiraderos hidrotermales, descomponiendo las rocas y los minerales para obtener energía. Las lutitas generalmente se forman en condiciones de calma, creadas por los granos de sedimento muy fino que forman una capa sobre otra en aguas tranquilas.

Uno de los miembros de la misión, Sanjeev Gupta, del Departamento de Ciencias de la Tierra e Ingeniería del ‘Imperial College London’, en Reino Unido, y coautor en los papeles, explica: “Es importante señalar que no hemos encontrado indicios de vida antigua en Marte, lo que hemos encontrado es que el cráter Gale fue capaz de tener un lago en su superficie por lo menos una vez en su antiguo pasado que podría haber sido favorable para la vida microbiana hace miles de millones de años. Es un gran paso adelante para la exploración de Marte”.

A su juicio, resulta “emocionante” pensar que miles de millones de años atrás, pudo haber existido antigua vida microbiana en las tranquilas aguas del lago, con la consiguiente conversión de una rica variedad de elementos en energía.

“La siguiente fase de la misión, donde vamos a explorar los afloramientos más rocosos en la superficie del cráter, podría ser la clave de si la vida existió en el planeta rojo”, adelanta.

En estudios anteriores , el profesor Gupta y el equipo de MSL han encontrado evidencias de agua en la superficie de Marte en otras rocas como conglomerados. Sin embargo, la nueva investigación proporciona la evidencia más fuerte hasta ahora de que Marte pudo haber sido lo suficientemente habitable para que se afianzara la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *