Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Entrena alerta de las “graves pérdidas” del sector turístico de la provincia tras 14 meses de aislamiento ferroviario

El presidente de la Diputación, José Entrena, recuerda que hoy se cumple 1 año y dos meses sin que el Gobierno ofrezca explicaciones ni plazos por “un agravio histórico” a la provincia

Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha recordado hoy que se cumplen 14 meses desde que el tráfico ferroviario en Granada fue paralizado por el Ministerio de Fomento y ADIF, dejando a la capital y a su provincia sin conexión por tren.

Entrena se ha referido a las “gravísimas pérdidas” que está sufriendo el sector turístico, “uno de los motores de desarrollo” de Granada, que “ve cómo se limita su extraordinario potencial y que no sabe cuándo se podrá recuperar la normalidad”.

“Se cumple hoy un año y dos meses sin que el Gobierno ofrezca explicaciones ni plazos”, ha señalado Entrena, que ha calificado la situación de “agravio histórico a la provincia” y ha sostenido que “el desprecio a Granada empieza a ser escandaloso”. Nunca, ha manifestado, “una capital y una provincia habían estado tanto tiempo sin conexión ferroviaria”.

El presidente de la Diputación ha recordado que ADIF  se negó en febrero a recibir a una delegación de la provincia de Granada, encabezada por la institución, y formada por representantes sindicales, y empresariales, tras concertar una reunión “que fue cancelada repentinamente y sin ninguna explicación”.

Un aislamiento que, en palabras del presidente, “deja a esta provincia en situación de desigualdad con respecto a otros destinos turísticos, mermada e incapaz de aprovechar al máximo el buen momento del sector a nivel nacional”.

“Hoy los viajeros que quieren salir o entrar a Granada por tren, se encuentran con que un autobús tiene que llevarles a 95 kilómetros y hora y media de carretera para acceder a su conexión ferroviaria”. En este sentido, Entrena ha recordado que el servicio de autobús ha costado ya más de 3,5 millones de euros: “Una cifra muy importante pero ridícula en comparación con las pérdidas que va a suponer para el sector turístico y el tejido económico de toda la provincia”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *