Viernes, 23 Junio, 2017

            

Estricnina envenena y hace volar a Granada | Vídeo

Juanito Makandé y El Canijo de Jerez ofrecen un espectáculo lleno de autenticidad y brillantez en La Copera

Una imagen que dejó el espectáculo de Estricnina | Imágenes: Javier Gea
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Algo pasadas las 22:10 de la noche aterrizaban dos astronautas en la Industrial Copera de Granada. Eran Juanito Makandé y El Canijo de Jerez, que junto con su banda de murciélagos envenenaron la sala con éxito rotundo.

Todos los temas del álbum de debut de la banda sonaron en la sala zubiense. Como es habitual, el inicio fue a cargo de la rítmica Serpiente de Dos Cabezas, a la que le siguió inmediatamente el tema que da nombre al grupo, Estricnina. “Veneno matarratas altamente tóxico”.

El concierto solo acababa de empezar y Granada ya estaba entregada. Así llegaron los Tanguillos del Canuto Imposible, Caños de Meca y uno de los grandes momentos de la noche. La colaboración de la granadina Vinila von Bismark con el tema Corazón de Goma.

Sí, La Copera ya estaba “tierna”. Estricnina continuó con Muerdo Como un Perro y con el primer tema fuera de las trece canciones del disco. Era ‘Camino de los Bares, letra de Los Deliqüentes. Le siguieron Julia María, Oye Mujer, que también destacó por encima de las demás canciones entre el público granadino y el tema Ciego Muy Ciego, de Juanito Makandé.

Concierto de Estricnina en Granada | Autor: Javier Gea

Con toda seguridad, uno de los momentos para el recuerdo llegó con el tema dedicado al gran Migue Benítez, fundador junto al Canijo de Los Deliqüente que falleció en 2004 con 21 años. Él era el alma garrapatera por exelencia y ayer se convirtió en el Rey del Regaliz de La Copera.

Aquí llegó el primer parón de la noche con un ‘solo’ de batería y bajo a cargo de los hermanos Bao.

A la vuelta, llegaron Todo me da igual, En el Alma un Remolino y Fin del Viaje. Hicieron un amago de parada y el público quería mucho más. Volvieron con sorpresas.

Tras cantar De Los Matorrales, de los Deliqüentes, el Juanito y el Canijo sorprendieron a todos interpretando Salir, de Extremoduro. Matices garrapateros, rumberos y flamencos para conformar una versión muy auténtica y colosal de uno de los grandes temas de Robe Iniesta y su banda.

No faltaron los recuerdos a Churrete y Ringo, los perros de los artistas, y terminaron con los temas de Estricnina Hago Lo Que Puedo, No Hay Mañanas en el Espacio y Pedaleando.

“Hasta siempre Granada”, decían los artistas en torno a las 00:00. Los compadres de Estricnina habían dejado en La Copera una actuación natural y brillante, huyendo de perfecciones desfasadas y dejándose llevar por lo que pedía el momento. Un espectáculo en toda regla producto de la imaginación del público, que estaba envenenado de Estricnina desde que inició el concierto.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *