Domingo, 20 Agosto, 2017

            

Estrepitosa derrota del Granada en casa

El Getafe se lleva un encuentro en el que el Granada se quedó con uno menos, con dos tantos en acciones de Pedro León, uno de ellos introducido en propia portería por Murillo

David Sánchez ~ @sir_deivid7 // Foto: Álex Cámara


image_print

El Getafe se lleva los tres puntos del feudo nazarí, merced a un gol de Murillo en propia meta y otro de Pedro León, ambos en los diez minutos inmediatamente posteriores a la reanudación. Antes, había sido expulsado Diakhaté por doble cartulina amarilla, por lo que las circunstancias del partido, unidas al poco ritmo que mostraron los de Alcaraz, sentenciaron el partido antes de tiempo.

Empezó el Granada fuerte y con la intención de tener la pelota, y apenas tardó un minuto en gozar de la primera ocasión clara, cuando Brahimi recibió un balón de Buonanotte en saque de esquina completamente solo en el área, aunque muy escorado. Su remate se estrelló contra el lateral de la red. Los rojiblancos presionaban arriba, y Buonanotte y El Arabi robaban un par de balones con peligro, aunque no lograron transformarlas en oportunidades de gol.

El Getafe aguardaba agazapado, e intentaba salir a la contra con pelotas largas que buscaban a Diego Castro y Colunga, quien rozando el primer cuarto de hora de partido pidió penalti tras una caída en el área, que no pareció punible. El Granada disfrutaba de la posesión y el control del partido, pero no llegaba a inquietar realmente a Moyá, ni a encontrar el hueco para el último pase, por lo que Pereira lo intentó con disparo potente desde fuera del área, sin que éste fuera entre los tres palos.

La polémica del partido llegó cuando se cumplía la media hora, en una decisión del colegiado valenciano que encendió a la grada de Los Cármenes. El Getafe colgaba un balón largo a la espalda de la defensa y Nyom cometía una falta por detrás como último defensa; sin embargo, era Diakhaté quien veía la segunda tarjeta amarilla por un codazo anterior, exactamente la misma razón por la que vio la primera. Así pues, el senegalés se marchaba expulsado, y Alcaraz decidía retirar a Buonanotte para introducir en el campo a Diego Mainz. El Getafe aprovechaba la situación y comenzaba a estirarse en las postrimerías de la primera mitad, llegando a tener la más clara en un pase interior de Diego Castro que Sarabia cruza sin acierto.

El conjunto nazarí quedaba forzado a disputar toda la segunda parte con un hombre menos, y las cosas no harían más que empeorar para los de Lucas Alcaraz, ya que apenas dos minutos después de la reanudación, Murillo introducía en su propia portería un centro de Pedro León. El Granada intentaba reaccionar con dos buenas internadas en el área, pero en el minuto 55 recibía un nuevo mazazo en forma de gol. Precisamente el murciano fue el encargado de establecer el 0-2 en el marcador, al transformar desde la frontal del área, y con el empeine exterior de su pierna derecha, un pase raso de Sarabia desde la izquierda.

Los rojiblancos le ponían más corazón que cabeza a la persecución de una hazaña que, con dos goles en contra y un hombre menos, se tornaba prácticamente imposible, y el equipo no llevaba peligro real sobre la portería defendida por Moyá. Además, el tercer cambio realizado por Lucas Alcaraz, que dio entrada a Fran Rico dejando a Riki e Ighalo en el banquillo con un marcador adverso, no gustó entre la grada del Nuevo Los Cármenes, y se escuchó por primera vez a parte del público gritar: ¡Lucas vete ya!

De lo poco destacable por parte del Granada fue la entrada de Piti, cuyo esfuerzo y sacrificio después de volver de una lesión fue recompensado por la afición con varias ovaciones. De sus botas nacieron dos disparos con potencia que Moyá hubo de atajar en dos tiempos, pero algo centrados.

El ritmo del partido fue bajando poco a poco, pero en los últimos minutos ambos equipos perdonaron oportunidades muy claras. Primero fueron los azulones, con un disparo a bocajarro de Gavilán que Roberto consiguió desviar al larguero; y, más tarde, fue el Granada por mediación de Iturra, que consiguió robar un balón peligroso en una presión arriba y se plantó solo ante Moyá, pero su disparo ajustado al poste se perdió fuera.

Así pues, los de Luis García logran su cuarta victoria consecutiva, mientras que el Granada continua con un saldo de resultados muy negativo como local. Mucho trabajo para Alcaraz, que -por primera vez en lo que va de año- ha sufrido los gritos de un sector de la grada del Nuevo Los Cármenes.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Roberto, Nyom, Diakhaté, Murillo, Brayan Angulo, Iturra, Recio (Piti, min. 55), Pereira, Brahimi (Fran Rico, min. 64), Buonanotte (Mainz, min. 34), El Arabi

Getafe CF: Moya, Lago, Lisandro, Rafa, Arroyo, Mosquera, Borja (Ciprian, min. 46), Sarabia, Pedro León, D. Castro, Colunga

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Colegio valenciano). Expulsó a Diakhaté por doble cartulina (min. 12 y 31). Mostró tarjeta amarilla a Roberto (min. 32), Buonanotte (min. 32), Fran Rico (min. 81), y Roberto Lago (min. 84)

Goles: 0-1, Murillo [p.p.] (min. 47); 0-2, Pedro León (min. 54)

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de la Liga BBVA, disputado en el Nuevo Los Cármenes, ante 13.319 espectadores (58,92% de la capacidad total)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *