Martes, 17 enero, 2017

Estrategias para calmar a un bebé que padece cólicos

Para esto no hay tratamiento, ni medicinas eficaces. Pero sí queremos compartir una serie de estrategias que pueden ser útiles si tu bebé tiene problemas digestivos

colicos-bebe1
Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Si tienes un bebé de menos de 5 meses y llora más de tres horas consecutivas, durante tres o más días a la semana, y no hay ninguna explicación médica que justifique su estado, lo más probable es que se trate de los llamados ‘cólicos del lactante’.

Para esto no hay tratamiento, ni medicinas eficaces. Pero sí queremos compartir una serie de estrategias que pueden ser útiles si tu bebé tiene problemas digestivos, que además, le ayudarán a relajarse y sentirse seguro.

Revisar el biberón es importante, para que el bebé no trague demasiado aire a través de la tetina, algo que incrementaría sus problemas estomacales. En este sentido, también es muy importante que el bebé esté erguido mientras es alimentado, si está acurrucado o doblado hacia adelante, hay más posibilidades de que se cuele algo de aire junto a la leche.

Eliminar las comidas ansiosas también es fundamental. Hay que darle de comer al bebé antes de que tenga mucha hambre. Si está llorando a gritos es porque está muy hambriento, y es más probable que trague aire junto con la leche. También sería bueno que el bebé comiese en un ambiente tranquilo, con las luces bajas y música relajada.

Después de comer, hacerle eructar a menudo. Los eructos eliminan las burbujas de aire que están atrapadas en la barriga del bebé. No es necesario esperar a que el bebé haya terminado de comer para hacerle eructar, puede hacerse incluso al cambiar de pecho.

A la madre también es le recomienda adaptar la dieta si se está amamantando. Tal vez se deban eliminar algunos productos lácteos durante un par de semanas, que es el tiempo que la proteína de la leche de vaca tarda en desaparecer de la leche. Es aconsejable reducir las comidas picantes, productos elaborados con trigo, frutas secas o verduras como la col, repollo, brócoli y coliflor.

Un consejo muy útil es dar un masaje al bebé. De forma suave, en la barriga, puede ayudarles a sacar los gases, o por lo menos, puede hacer que el estómago del bebé se relaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *