Lunes, 29 Mayo, 2017

Estar mucho tiempo sin hacer ejercicio físico aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular e ictus

Según el estudio, independientemente de la cantidad de actividad física que se realice, un tiempo prolongado de inactividad puede afectar negativamente a la salud del corazón y a los vasos sanguíneos

Foto: E.P.
E.P.


image_print

Un estudio liderado por la directora de Investigación del Comportamiento en Kaiser Permanente Southern California Pasadena (Estados Unidos), Deborah Rohm Young, ha mostrado que el sedentarismo es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.

De hecho, según los resultados, publicados en la revista ‘Circulation’, independientemente de la cantidad de actividad física que se realice, un tiempo prolongado de inactividad puede afectar negativamente a la salud del corazón y a los vasos sanguíneos.

Además, el sedentarismo está también relacionado con la aparición de diabetes y con un mayor riesgo de muerte por cualquier otra causa. “Hay muchos factores importantes que todavía no hemos logrado entender sobre el tiempo en el que se pasa uno sin hacer ejercicio, si bien el mejor consejo que podemos dar, en vista a estos resultados, es el de sentarse menos y moverse más”, ha aseverado Young.

Ahora bien, los investigadores han comprobado que realizar actividad física moderada o fuerte no anula el impacto del tiempo en el que no se ha realizado ningún tipo de ejercicio, puesto que han visto que aquellas personas que durante un tiempo han realizado mucho deporte y dejan de hacerlo son las que mayor riesgo tienen de padecer enfermedades cardiovasculares e ictus.

No obstante, la investigadora ha reconocido que tampoco está claro que las personas sedentarias reviertan el riesgo de desarrollar estas patologías realizando sólo actividad física moderada o vigorosa. “Todavía nos quedan muchos estudios por hacer. Esta declaración es importante ya que sugiere que el comportamiento sedentario puede jugar un papel importante en el corazón. Sin embargo, es demasiado pronto para hacer recomendaciones concluyentes que no sean para alentar a los ciudadanos a sentarse menos y moverse más”, ha zanjado la investigadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *