Lunes, 24 Julio, 2017

            

‘Proyecto Paxtu’: espíritu de responsabilidad social | Vídeo

Granada Digital habla con 'Proyecto Paxtu' durante el campamento que han organizado en Los Bermejales para menores de 'Aldeas Infantiles' y 'Ciudad de los Niños'

Instalaciones del Centro Scout Bermejales | Foto: Javier Gea
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

Saltos, risas y problemas aparcados. Al menos durante la estancia en el campamento. El Centro Scout Los Bermejales ha recibido en la segunda semana de agosto a numerosos inquilinos de corta edad procedentes de Aldeas Infantiles y Ciudad de los Niños de Granada, bajo el amparo del “Proyecto Paxtu”. El fin siempre ha sido conseguir que estos menores olviden sus problemas sociofamiliares mediante una estancia dinámica y llena de actividades.

Y es que cada gesto desglosa un motivo. Hay entidades sociales que, afortunadamente, ejercen sus credenciales  apoyando y dando cobertura a cualquier ONG que abogue por mejorar un mundo deshonesto.

El Proyecto Paxtu pone de manifiesto el concepto de ayuda desinteresada en nuestra ciudad, pero persiguiendo fines identitarios muy claros: Potenciar el espíritu de responsabilidad social y hacer que el conglomerado de todas estas asociaciones cada vez sea más reconocido y apoyado por parte no sólo de las instituciones, si no de la sociedad en general.

A día de hoy, Paxtu colabora con 53 asociaciones sociales, ya sea difundiendo sus noticias, colaborando con ellas mediante voluntariado, y dotándoles de cobertura en cualquier actividad que desarrollen. Su figura es el paso final para dar un salto de oportunidades a todas estas ONG´s y que puedan acometer su labor con la mayor solvencia posible.

Ricardo Carvajal, involucrado en la materia del voluntariado desde hace 17 años y presidente de este movimiento social, nos cuenta cual es el aporte más gratificante de este campamento, que se trata del proyecto más importante hasta la fecha de Paxtu:”Lo mejor de todo es verlos llenos de ilusión y con ganas de hacer cosas, sobre todo sabiendo que necesitan ese tipo de sensaciones y porque por unos días se olvidan de su situación y disfrutan al máximo”.

Pantano Bermejales

Lo menores del campamento disfrutando del embalse de los Bermejales | Foto: Javier Gea

Nos explica además que la adaptación de los niños al campamento no ha sido del todo fácil, pero al tercer día todos estaban inmersos en las rutinas de actividades y juegos: “Al principio costó un poco, y encontrar el punto medio de entendimiento era todo un reto, pero con el paso de los días todos han sido obedientes y respetuosos. Es espectacular ver como se protegen entre ellos y la unión de lazos que forjan. Los más grandes protegen a los más pequeños, y a pesar de ser muchos -unos treinta- y muy diferentes cada uno de ellos acaba encontrando su sitio”.

Sus ocupaciones son variadas, y en todas ellas han implementado un ímpetu encomiable: “Algunas actividades son con objetivos claros, como la toma de decisiones y temas de comportamiento. Asimismo les hemos enseñado a hacer embarcaciones, cabuyería, el como vivir en la naturaleza y el respeto que deben tenerle. También ha habido numerosas actividades lúdicas, como deportes, juegos de mesa, piscina, baile, etc. Disfrutan sobre todo las actividades más movidas, como el baile o los juegos en el pantano”.

Lejos de ser desagradecidos o problemáticos, todos ellos han acabado forjando una cercana relación con los monitores que difícilmente caerá en el olvido. Continuamente abrazan y cuentan sus historias a unos cuidadores que ejercen de auténticos padres durante el periplo que ocupa esta acampada a la vera del embalse de Bermejales: “Uno de los primeros días se me perdieron unas monedas, y lejos de quedárselas o esconderlas, los chicos me avisaron de que las habían encontrado y me las dieron inmediatamente. Desde los primeros días he recibido la sensación de que son magníficas personas y con unos valores muy positivos, y verlos felices es la mayor recompensa que recibimos desde la dirección del campamento. Ya estamos pensando en el campamento del año que viene, porque este ha sido un éxito rotundo”.

unnamed (1)

Los niños y niñas divirtiéndose dentro del Centro de Los Bermejales | Foto: Javier Gea

Las miras a repetir el proceso tienen como base el apoyo que ASDE Scout Andalucía ofrece poniendo al servicio de diferentes asociaciones las instalaciones del Centro Scout Bermejales. Sergio Gijón, director del recinto, nos ha explicado que debido a la búsqueda de una zona de acampada para poder desarrollar el escultismo con carácter fijo, la asociación se puso hace ya diez años a buscar hasta que dio con la zona de Bermejales: “Entrando en Comunicaciones con el Ayuntamiento de Arenas del Rey acabamos firmando un convenio en el que se nos cedía el terreno por una duración de veinticinco años. A raíz de ahí, se desarrolla hasta la actualidad todas las reformas que se han acometido en el centro”.

Hoy en día se trata de un centro abierto, tanto a compañeros de cualquier Movimiento Scout como a otras asociaciones independientes o juveniles, empresas de formación de ocio y tiempo libre, o agrupaciones de personas con discapacidad. En este caso, la fa
cilidad para que estos niños puedan desarrollar su campamento junto a Paxtu ha sido propiciada en buena parte a nivel logístico y de infraestructura por la existencia del Centro.

Este lugar, que acoge a unas 600 personas al año, no es solamente una zona de acampada, pues está abierto los 365 días del año para ofertar programaciones en las que se pueden juntar asociaciones –de cualquier ámbito- con agrupaciones Scout. Junto a trabajos y dinámicas la idea intrínseca es que las asociaciones compartan realidades a los niños para que se den cuenta de todo lo que envuelve la sociedad, desde un punto de vista menos depurado: “Uno de los objetivos que perseguimos es que en el centro se pueda desarrollar la vida juvenil y una educación en acción y en valores. En este campamento se puede ver en la sonrisa de los niños que son felices y que los voluntarios han desarrollado una labor magnífica”.

Si no puedes ver el vídeo, haz click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *