Martes, 21 Noviembre, 2017

            

España tendrá que remitir a la UNESCO en diciembre de 2018 un informe que dé cuenta de los pasos para conservar Doñana

Las amenazas al parque llevan desde el año 2011 en el punto de mira de UNESCO, que ha confirmado, según WWF, que el futuro del Parque Nacional "está en riesgo"

Parque natural de Doñana | Archivo GD
EP


image_print

El Comité de Patrimonio de la Humanidad de UNESCO ha acordado, por 19 votos a favor y la abstención de 2 miembros, “reconocer el esfuerzo” que realiza España en la conservación del Parque Nacional de Doñana, aunque ha pedido un informe que deberá estar listo en diciembre de 2018 sobre los pasos que se están dando en favor de la conservación de este enclave declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, que se evaluará en 2019.

Un borrador de la resolución conocido el pasado mes de mayo antes de ser sometido a votación pretendía que este informe fuera facilitado antes de febrero de 2018, con lo que la UNESCO da finalmente a España diez meses más para remitir el documento, que se estudiará en la sesión del año siguiente.

Fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, han informado a Europa Press de que desde la UNESCO se ha acordado reconocer los esfuerzos de España en la conservación del enclave.

A falta de conocer la resolución definitiva aprobada este miércoles 5 de julio en Cracovia (Polonia), en el borrador de mayo se hacía expresa mención a la posibilidad de considerar, ante la posible ausencia de acciones urgentes para mejorar la condición del acuífero de Doñana, la posible inscripción de la propiedad en la Lista de Patrimonio en Peligro.

En la sesión, desde WWF han expuesto sus peticiones a España para hacer frente a la crítica situación del agua en Doñana y para poner fin definitivamente al dragado del Guadalquivir.

La ONG reclama al Gobierno y a la Junta de Andalucía que pasen “de las palabras a los hechos”, y tomen “medidas urgentes y contundentes” para detener el asedio que sufre Doñana, Patrimonio de la Humanidad y el humedal más importante de Europa.

Las amenazas a Doñana llevan desde el año 2011 en el punto de mira de UNESCO, que ha confirmado, según WWF, que el futuro del Parque Nacional “está en riesgo” por las amenazas en su entorno.

WWF destaca que en la decisión, que aún no se ha publicado, el Comité reconoce el “valor excepcional universal” de Doñana estaría amenazado si se mantienen los niveles actuales de extracción de agua del acuífero que da vida al humedal y advierte de que esto podría llevar en el futuro a declarar Doñana como Patrimonio “en peligro”.

En este contexto, recuerda que el Comité también mantiene su postura contra el dragado del Guadalquivir, que España se comprometió a suspender en diciembre tras la presión de organizaciones como WWF y la petición de UNESCO. En la decisión, el Comité espera que España cumpla su promesa de sacar este proyecto -que sería nocivo para Doñana- del próximo Plan Hidrológico del Guadalquivir, ya que el Gobierno lo incluyó en el de 2016.

La responsable de aguas y agricultura de WWF España, Eva Hernández, ha defendido en Cracovia que Doñana está amenazada y que esto se ve en el “continuo declive de los niveles del acuífero, en la pérdida de especies, o en el declive de las poblaciones de aves en peligro”.

“Doñana está amenazada por más de 3.000 hectáreas de cultivos ilegales, que secan su acuífero con más de 1.000 pozos, amenazada por un proyecto de dragado que se ha suspendido pero no cancelado definitivamente”, ha subrayado.

Finalmente, la ONG ha anunciado que seguirá trabajando para que el Gobierno español y la Junta de Andalucía detengan las amenazas que rodean Doñana y lamenta que el “terrible incendio” de la semana pasada ha vuelto a recordar que Doñana no puede conservarse pensando sólo en lo que pasa dentro de la valla del Parque Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *