Miércoles, 17 de Octubre de 2018

            

“Es muy necesario que haya un campo más en el Zaidín”

Los clubes de fútbol del histórico barrio granadino reclaman una nueva instalación para poder continuar desarrollando su actividad deportiva

Estadio Miguel Prieto | Foto: Archivo GD
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La temporada ya ha comenzado en prácticamente todas las categorías del fútbol base granadino, y lo ha hecho un año más con una necesidad sin resolver en los clubes del histórico barrio del Zaidín. Aquí, alrededor de 450 niños y niñas dan sus primeros pasos en el mundo del balompié a la par que desarrollan los valores que les aporta la práctica del deporte, pero lo hacen compartiendo una única instalación hábil para jugar al fútbol.

El CD Numancia, el CD Zaidín y el CD Granada Base conviven en el Estadio Miguel Prieto, adaptándose de la mejor manera posible al reparto de horarios en el sobreexplotado césped del conocido campo de la Federación Granadina. En él, además, juegan sus partidos la mayor parte de los equipos de cantera del Granada CF, así como las distintas categorías de la Selección Granadina de Fútbol y las peñas de aficionados, que también toman algún pedazo del pastel.

El Miguel Prieto es la única instalación habilitada para albergar entrenamientos y partidos en el barrio de la capital, pues el resto de recintos preparados para ello son de fútbol-7. Este es el caso del Félix Rodríguez de la Fuente, un pequeño campo que debido a sus medidas y a su localización sirve de desahogo a los clubes del Zaidín. Estos tratan de aprovecharlo para que los más jóvenes (benjamines y alevines) desarrollen allí sus entrenamientos y partidos, así como para repartir algunos entrenamientos de los equipos más mayores (infantiles, cadetes y juveniles). Allí se une, además, el CD Granada Origen.

Entrada del Estadio Miguel Prieto | Foto: Archivo GD

 

“En su época, en el Zaidín había tres campos, dos federativos y uno particular, con los que teníamos suficiente para realizar todas las actividades de los clubes”, recuerda Carlos Gómez, el coordinador del Granada Base, a lo que Antonio López, presidente del Numancia, añade que “el Zaidin es el único barrio de Europa que conozco que teniendo tantos habitantes no cuenta con un campo de fútbol-11 municipal”.

Esta afirmación obvia el estadio perteneciente al Polideportivo Núñez Blanca, pero lo hace de manera intencionada. Lo aclara Sergio Gómez, uno de los directivos del CD Zaidín, al explicar que “allí solo dejan entrenar a los niños chicos (benjamines y alevines), y si llueve, como es césped natural, no se puede entrenar por los charcos, el barro, etc”. Además, esta particularidad evita que pueda albergar tantos encuentros como lo hace el Miguel Prieto, por lo que las reivindicaciones de los clubes del barrio se centran en la habilitación de césped artificial en este polideportivo.

En este sentido, el club más activo actualmente es precisamente el CD Zaidín. Su crecimiento en cuanto a número de jugadores y a equipos federados le ha llevó a solicitar la construcción de una instalación propia sufragada por medio de un patrocinador. Sin embargo, la imposibilidad de construir en el terreno solicitado, al menos de momento, le hace reclamar con más insistencia el cambio de césped en el Núñez Blanca.

“Al Ayuntamiento se le trasladó todo esto, porque es un campo que no se costea. Si tú pasas todos los días durante un mes, vas a ver que en el césped no hay nadie, solo hay gente corriendo. ¿Qué cuesta mantener ese césped durante todo el año? Es un dineral y nadie lo utiliza”, argumenta Sergio Gómez. Según explica el directivo del CD Zaidín, desde el Ayuntamiento han transmitido a los clubes que no pueden afrontar ahora mismo el coste que tendría la renovación del terreno de juego, aunque tiene claro que con la habilitación de césped artificial “podrían entrenar dos equipos de cualquier categoría allí ocupando todas las horas, no habría problema si llueve y no habría que mirar si son grandes o chicos”.

Polideportivo Núñez Blanca | Foto: Archivo GD

 

Coincide en esto Carlos Gómez, que asegura que “no se puede decir que el Núñez Blanca sea una instalación para el barrio, porque es una instalación que no se utiliza prácticamente nada”, tras lo que relata que “yo tuve la experiencia hace ya ocho o nueve años, cuando trabajaba en el Granada 74 como coordinador, de entrenar una temporada en el Núñez Blanca. Cuando llovía no podíamos entrenar, y estábamos cada dos por tres en esta situación, por lo que optamos por dejar la instalación”.

El presidente del Numancia, Antonio López, es mucho más contundente al asegurar que “el Núñez Blanca necesita el césped natural porque si no perdería la condición de estadio para celebrar pruebas de atletismo de cierto nivel, y eso impediría a nuestros políticos hacerse las correspondientes fotos”, por lo que tiene claro que “no veremos césped artificial allí, las fotos para ellos son mucho más importantes que los niños, cuyos papás les pagan el sueldo a ellos, entre otras cosas”.

PROBLEMAS DE HORARIOS Y CRECIMIENTO

Una de las principales consecuencias de esta situación repercute en el reparto de horarios. “Tenemos el campo de la Federación dos días, lunes y miércoles, lo que supone que si el partido se juega el sábado o el domingo pasa mucho tiempo desde el último entrenamiento hasta el encuentro”, explica el coordinador del Granada Base, que añade, además, que “los infantiles, por ejemplo, entrenan a las cuatro de la tarde, con el calor que supone ahora y, durante el curso, con tan poco tiempo desde que salen del colegio hasta que pueden ir a entrenar”.

De igual forma, Sergio Gómez asegura que “nosotros nos hemos visto con un prebenjamín jugando un viernes a las ocho y media de la tarde en pleno invierno porque no hay campo”. Todo esto “nos limita”, asegura el directivo del Zaidín. Además de que “en la Federación nos cobran hasta por entrenar”, como apunta también Carlos Gómez, “mientras que no haya un campo más”, continúa Sergio, “no podemos seguir creciendo”.

El directivo del CD Zaidín tiene claro que “nosotros ya hemos llegado al límite”, por lo que, si no se encuentra una solución, “a lo mejor tenemos que coger y echar 15 infantiles o 10 alevines, por ejemplo, porque no tienes campo para albergar a tantos jugadores”.  “Es muy necesario que haya un campo más en esta zona”, insiste Sergio Gómez, que considera que “el mayor problema es tener que decirle a los niños que no puedes contar con ellos”. “El Zaidín sigue creciendo, lo que acarrea que haya más gente y, por tanto, más niños”, apostilla con el deseo de que esta situación, que según recuerda Carlos Gómez existe “desde hace la friolera de 30 años”, se solucione, aunque, al menos de momento, se antoja complicado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pues un campo municipal, más que una ayuda, sería casi una rutina para estos equipos. Granada es la ciudad española que más cobra a los clubes que utilizan sus instalaciones deportivas. 1000 € al año por medio campo, por equipo (no por club) hace que los equipos de la capital que utilizan sus instalaciones cada día que pase lo tengan más difícil para competir.