Domingo, 22 enero, 2017

Erik Trufazz, creatividad y modernismo en Jazz en la Costa de Almuñécar

El trompetista francosuizo ha proporcionado a los espectadores una de las mejores noches del evento

Erik Trufazz participa en el Festival Jazz en la Costa | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El trompetista francosuizo Erik Trufazz ha proporcionado a los espectadores una de las mejores noches del presente Festival Jazz en la Costa. Recién cumplidos los cincuenta Trufazz es uno de los pilares más sólidos y vanguardistas del jazz europeo contemporáneo, contemplado el término con toda la anchura y profundidad que se le pueda dar. Heterodoxo y aventurero, Trufazz y su cuarteto hicieron saltar por los aires en Almuñécar las convenciones y todo tipo de prejuicios sonoros. Jazz en la Costa está organizado por el Ayuntamiento sexitano y la Diputación provicial de Granada.

Trufazz es definido como un alquimista del jazz, por las mezclas que ha propuesto en su abultada y cambiante discografía y las incorporaciones al jazz de ritmos de cualquier procedencia, desde el hard-rock a la música étnica o el drum n bass. Una mezcla caótica en otros pero que en su grupo aparece ordenada y con razón de ser. Heredero del sentido eléctrico y rompedor del último Miles Davis, del que también adopta su sonido de trompeta cortante y desapasionado, con sus compañeros añade a los sonidos naturales todo tipo de moduladores de sonidos más propios de los guitarristas sobre todo. Junto a él, el bajista Marcelo Giulani aportó un palpito grueso y casi de rock, con el apoyo del sólidísimo, imaginativo y buenhumorado baterista Yoann Serra. Sin embargo casi la mitad del peso especifico del total se la lleva el teclista Benoit Corboz, oscilando entre el retrofuturismo del teclado Rodhes y el piano relativamente convencional; hasta que comenzó también a distorsionar lo que salía de su destartalado teclado colaborando en crescendos y picos casi de noise-rock. Interpretó todo el material del álbum ‘Doni-Doni’ con el plus final de una versión ya clásica en él del ‘Je t’aime … moi non plus’ de Serge Gainsbourg.

Hoy jueves actúa Kenny Garrett y mañana viernes llega a Jazz en la Costa Nicholas Payton junto Jane Monhait.

NICHOLAS PAYTON
Encuadrado en aquella camada de jóvenes superdotados denominada “los jóvenes leones”, Nicholas Payton empezó como la propia historia del jazz: desfilando por las calles de Nueva Orleans con una marching band. Fue presentado a Wynton Marsalis, quien le aconsejó musical y profesionalmente y le propuso para varios trabajos junto a Elvin Jones y Marcus Roberts. Estudió con Ellis Marsalis y a partir de 1990 empezó a trabajar regularmente junto al gran maestro Clark Terry y durante dos años formó parte de la Lincoln Center Orchestra, interpretando a los clásicos.

Desde entonces, Payton se ha convertido en un trompetista de técnica brillante que cuenta con un innato sentido del blues, lo que le permite forjar un original universo expresivo. Autor de una alabada discografía como líder, ha actuado y grabado con músicos de muy diversos géneros musicales, y cuenta con más de ciento cincuenta grabaciones como compositor, arreglista o invitado especial. También ha participado como actor y músico en la película Kansas City de Robert Altman.

Jane Monheit rinde homenaje a una de las grandes damas del jazz con The Songbook Sessions: Ella Fitzgerald, proyecto dirigido arreglado y producido por Nicholas Payton que presenta en Jazz en la Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *