Viernes, 26 Mayo, 2017

Eric Alexander cierra el programa central del Festival de Jazz haciendo vibrar al público granadino

Uno de los grandes protagonistas de la noche fue el percusionista Joe Farnsworth, que en varios momentos de la velada demostró con sus solos su virtuosismo en la batería

David Rodríguez Frías


image_print

El Teatro Isabel La Católica asistió este viernes al último concierto del programa central de la 34ª edición del Festival Internacional de Jazz de Granada. El grupo protagonista, el cuarteto de Eric Alexander, vivió una noche memorable en la que salió ovacionado por los asistentes al evento tras brindar un show ágil, versátil y accesible para iniciados, o no, en el jazz.

Eric Alexander es un saxofonista norteamericano de 45 años que lleva trabajando en grabaciones oficiales desde principios de la década de los noventa, ya sea como líder de banda o como músico de acompañamiento. Para esta ocasión, vino acompañado de Fabio Miano en el piano, Joseph “Joe” Farnsworth a la batería y Horacio Fumero al contrabajo completando la sección rítmica. Juntos, ofrecieron una performance variada que se corresponde con totalidad al concepto ‘easy-listening’, trabajos de relativa accesibilidad para los no iniciados en el género, que lleva a cabo este saxo tenor.

A las nueve de la noche comenzó un espectáculo en el que los músicos se movieron con soltura dentro de los subgéneros más comunes del jazz. El show comenzó con los protagonistas versionando a George Coleman y a Donald Khan. A pesar de lo que se pudiera esperar, la sesión no estuvo basada en el último álbum publicado por el estadounidense, y sólo se interpretaron dos temas del mismo.

alexander

A su vez, los protagonistas del espectáculo interpretaron durante casi noventa minutos, desde canciones con esencia bop y cool que transportaban al público hacia finales de los años cincuenta, hasta románticas baladas en las que el sonido suave y aterciopelado característico del saxo de Alexander tomaba las riendas para hacer vibrar al público.

Uno de los grandes protagonistas de la noche fue el percusionista Joe Farnsworth, que en varios momentos de la velada demostró con sus solos su virtuosismo en la batería, dejando patente por qué es uno de los músicos más respetados del mundo con su instrumento. Después de interpretar un blues que parecía presagiar el cierre del evento, Alexander y Miano cedieron a las exigencias de los presentes para interpretar una última canción, en la que versionaban en clave de balada ‘Dinner for one, Joe’, popularizada por el legendario Nat King Cole.

En definitiva, una noche en la que los oyentes conectaron con unos músicos entregados a la causa, debido en parte a la gran profesionalidad y saber hacer de los mismos y, por otra, a la accesibilidad del concepto desarrollado, en comparación con otros artistas que han pasado por el Festival.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *