Sábado, 27 Mayo, 2017

Entrena reivindica el papel de los alcaldes y trabajará por que Granada sea parte activa del desarrollo andaluz

El nuevo presidente de la Diputación ha hecho una defensa del municipialismo y del protagonismo de los alcaldes



image_print

El nuevo presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha reivindicado este jueves en el pleno de investidura celebrado en la institución provincial el papel de los alcaldes y se ha comprometido a trabajar para que la provincia sea “parte activa” de los “ejes de desarrollo que se están trazando en Andalucía”, y con ese objetivo su equipo de gobierno articulará medidas económicas pero también sociales.

Durante su discurso de investidura, que abre el décimo mandato, Entrena, nacido en Villanueva de Mesía en 1961, ha considerado que la nueva corporación, con cinco formaciones por primera vez en su historia bicentenaria, “representa la voluntad de cambio expresada en las urnas”, y ha reclamado tanto a su gobierno como a la oposición que sitúen en primer lugar “y por encima de todo los intereses de los granadinos”, en especial los de los más de 100.000 desempleados de la provincia.

Entrena, “firme defensor del papel de las diputaciones”, ha señalado que trabajará por “recuperar el pulso social” que la institución “nunca debió perder” y ha admitido que la provincia tiene “carencias” que requieren una atención “inmediata”. “Vamos a trabajar para que esta provincia forme parte activa de los ejes de desarrollo que se están trazando en Andalucía, porque Granada debe ocupar un papel protagonista en el proyecto común del desarrollo económico de nuestra comunidad”, ha dicho.

Para ello, su equipo de gobierno pondrá en marcha un programa participativo, sustentado en la igualdad y la transparencia, y con un compromiso “absoluto” con la ejemplaridad pública. También ha apostado por impulsar la igualdad entre hombres y mujeres y por la “erradicación de la violencia de género”, y ha recordado el último caso registrado en Málaga.

Su objetivo principal será la generación de empleo y el desarrollo sostenible, la lucha contra la pobreza y la exclusión, a lo que se suman otros “desafíos” como la sostenibilidad, y el cuidado del medio ambiente, accesibilidad o las nuevas tecnologías.

“Queremos una Diputación que garantice que los servicios públicos lleguen a todos, en igualdad y sin exclusiones, y particularmente a aquellos pequeños municipios que nos necesitan para el ejercicio efectivo de sus competencias”, ha apuntado.

DEFENSA DEL MUNICIPALISMO

El socialista ha defendido el municipalismo y ha afirmado que la Diputación “debe ayudar a los ayuntamientos y no decidir por ellos”, “reconocer su mayoría de edad y abandonar definitivamente el paternalismo”. Por ello, devolverá a los ayuntamientos la facultad de contratar planes de obras y servicios”, dando protagonismo a los alcaldes como “máximos representantes de la soberanía local”, y ampliará el programa de concertación, o mejorará el ciclo integral del agua, entre otros asuntos.

Entrena ha recordado al primer presidente democrático de la Diputación, Virgilio Castilla, y se ha mostrado convencido de que la nueva corporación será capaz de “abrir un tiempo de esperanza”. “Sabemos a qué puerto queremos llevar nuestro barco”, ha sostenido.

El portavoz del grupo del PP, José Antonio Robles, que ha hecho un repaso al trabajo realizado por el equipo de gobierno saliente, presidido por Sebastián Pérez, ha afirmado que desde la oposición le ofrece un “voto de confianza” al nuevo responsable de la corporación provincial, José Entrena.

Además, ha recordado que por primera vez en la historia de la Diputación se produce una situación “inédita y apasionante”, con más diputados en la oposición (16) que en el gobierno (11) por lo que será necesario “más diálogo” para alcanzar el máximo consenso.

Robles ha incidido, como ya ha hecho en días anteriores el presidente saliente, en que el PSOE llega a la institución con una situación económica más saneada de la que el PP se encontró hace cuatro años gracias al trabajo y el “sacrificio” del equipo de gobierno anterior. Así, ha indicado que el PP se tuvo que enfrentar a -29 millones de euros en términos de rentabilidad presupuestari, cuando hoy las arcas provinciales cuentan con 71 millones de saldo positivo, 54 millones de remanente de tesorería y 70 millones de euros menos de deuda (107 frente a los 177 de hace cuatro años).

“La austeridad no es una opción, es una obligación y no está reñida con la inversión y el desarrollo de la provincia”, ha mantenido Robles, que se ha comprometido a trabajar con “absoluta lealtad” desde la oposición.

C’S, IU Y VAMOS GRANADA

El portavoz de Ciudadanos, Raúl Fernández, ha garantizado que su grupo hará una oposición “seria y eficaz” que contribuya a la “recuperación del prestigio de la política como una actividad de servicio a los ciudadanos”. “Granada no necesita más conflictos, ni más pleitos, ni más denuncias y más momentos negros, lo que nuestra provincia necesita es que hablemos, que debatamos”, ha dicho el portavoz, que ha anunciado que su formación será firme contra la corrupción política.

Comprometiéndose a defender la regeneración política, Fernández ha dicho que C’s quiere una diputación “transparente, eficiente y totalmente democrática”, que garantice la libertad y los derechos fundamentales y asistenciales de las personas, además de la dignidad de todos los ciudadanos. Pero, como “máxima prioridad”, ha apuntado la “dinamización económica para que pueda generarse empleo en una provincia azotada” por el paro.

En ese sentido, ha señalado que su grupo exigirá que las bolsas de empleo que se creen sean “absolutamente transparentes” y ha hecho un llamamiento, para que todos los grupos logren una “diputación comprometida con la promoción y el desarrollo económico, el empleo, la lucha contra la corrupción, una gestión eficiente y con los valores sociales y la igualdad de oportunidades”.

El portavoz de IU, Juan Francisco Arenas, también se ha comprometido a hacer una oposición “constructiva y responsable” y ha dicho que el objetivo de su grupo va a ser “imprimir un destacado carácter social” a la Diputación”, y trabajará “para el pueblo trabajador, para la gente” y para las “víctimas de la crisis”, con medidas basadas en el diálogo.

Ha indicado que IU defenderá el derecho al trabajo, el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente, las políticas de igualdad y la justicia social, e igualmente, ha abogado por la transparencia en la gestión de lo público, y la solidaridad, y ha hecho mención especial a la necesidad de recuperar la memoria democrática de los pueblos, que “lleve de una vez por todas a que se restablezcan los derechos de las víctimas del franquismo”.

Por su parte, el diputado de Vamos Granada, Luis de Haro-Rossi, ha señalado que su formación se plantea ponerse al servicio de un “nuevo modelo de hacer política, con la gente y para la gente”.

Durante su intervención, se ha comprometido a apoyar y facilitar la práctica de “todas las políticas de transformación social y democracia participativa” que se han ido consensuando con Entrena a lo largo de sus encuentros de las últimas semanas, así como seguir aportando “propuestas de acción, metodología participativa, modelos de transparencia y la búsqueda de la justicia social”.

Al pleno de la Diputación han asistido, entre otros, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, dos expresidentes de la Diputación, Antonio Martínez Caler y Antonio India, además del portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Carlos Rojas, la secretaria provincial del PSOE, Teresa Jiménez, o la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *