Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Entrena reivindica el papel de las diputaciones, sin las que habría “pueblos cerrados y en venta”

El presidente de la Diputación granadina ha lamentado que estas instituciones estén "continuamente en el punto de mira como una administración que sobra, prescindible"

Pleno en la Diputación de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha reivindicado este lunes el papel de estas instituciones provinciales que asisten a los municipios y garantizan la cohesión del territorio, mostrándose convencido de que su supresión “aceleraría el despoblamiento”, generando “pueblos cerrados y en venta”.

Entrena ha hecho esta reflexión durante su participación en los desayunos informativos organizados por Europa Press Andalucía y la Fundación Cajasol en colaboración con Atlantic Copper, Orange y Grupo Abades, donde ha sido presentado por la secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez; y al que han asistido las consejeras de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, y de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz; así como el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, entre otros.

El presidente de la Diputación granadina ha lamentado que estas instituciones estén “continuamente en el punto de mira como una administración que sobra, prescindible” y “que implica un derroche para las arcas públicas” cuando a su entender hacen una labor imprescindible en provincias como la de Granada, con 172 municipios, de los que 132 tienen una población de menos de 5.000 habitantes.

Ha hecho hincapié en el apoyo que las diputaciones están dando a las situaciones de “auténtica emergencia social” que atraviesan los ciudadanos, como es el caso de la de Granada, que en 2016 atendió a más de 8.000 familias, propiciando que más de 25.000 personas se hayan beneficiado de las diferentes actuaciones en materia de inclusión social.

Se ha referido en este sentdo al nuevo proceso de concertación con los municipios puesto en marcha el año pasado, que incluía como novedad dos programas destinados a cubrir circunstancias de “urgente necesidad social”, con apoyo económico a los municipios y con apoyo para la contratación de técnicos de inclusión social.

También se ha detenido en la lucha emprendida desde la Diputación contra la exclusión financiera que padecen las localidades más pequeñas por el cierre de oficinas bancarias, en la actualidad afecta a un total de 34 municipios cuyos habitantes están sufriendo las “enormes dificultades” que supone para la vida diaria la inexistencia de sucursales o cajeros, especialmente las personas mayores.

En esta línea, Entrena ha situado a las diputaciones como garantes de que los servicios públicos lleguen a todos, en igualdad y sin exclusiones, y particularmente a aquellos pequeños municipios que las necesitan para el ejercicio efectivo de sus competencias.

Unos servicios públicos de calidad que, según ha dicho, “están hoy amenazados por la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local”, que “perjudica especialmente a Granada al quitar competencias a los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes” impidiéndoles “seguir prestando lo mejores servicios a sus vecinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *