Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Entre 10 y 12 chicles por metro cuadrado ‘decoran’ las calles del centro de Granada

La multa por tirar un chicle al suelo es de 150€

Los operadores de Inagra limpian de chicles la calle San Antón


image_print

De manera oficial empieza la nueva campaña de recogida de chicles, que llevaba sin realizarse  desde el año 2011, cuando se recogieron aproximadamente 20.000 gomas de mascar. Dos equipos de cuatro personas limpiarán las calles de Granada durante un mes, y posteriormente se evaluará si se sigue limpiando la ciudad de goma de mascar durante un mes más.

Este proceso de limpieza, “esta campaña está dentro del cánon de limpieza y no supone ningún gasto extra a la ciudad”, asegura  Juan Antonio Mérida, concejal de Medio Ambiente, Mantenimiento y Limpieza en el Ayuntamiento de Granada. La multa por tirar un chicle al suelo, o lo que es lo mismo, multa por “ensuciar la vía pública” está considerado una falta leve, cuyo precio asciende a los 150€.

MENOS CHICLES

Según las informaciones que llegan desde Inagra hay menos chicles en las calles, pero la lucha contra los chicles siempre ha existido en Granada. Sin ir más lejos este mes de agosto ha quitachiclessido necesario hacer un tratamiento especial de limpieza en la zona centro, Gran Vía, Reyes Católicos y Acera de la Virgen,  porque se estaba perjudicando seriamente la imagen que daba la ciudad a los turistas debido a la gran cantidad de chicles que hay en el suelo.

El concejal de Medio ambiente quiere creer que este descenso en el número de chicles de la ciudad viene porque  “los granadinos están cada vez más concienciados de que el chicle hay que echarlo a la papelera o envolverlo en un papel y tirarlo”.

RASQUETA Y AGUA

La brigada “Los quitachicles. Los chicles a la papelera”,  tal y como rezan las chaquetas que llevan los ocho trabajadores de Inagra que se dedican a este menester han estado actuando en la ciudad desde el año 2009. Con una media de entre 10 y 12 chicles por metro cuadrado, se calcula que cada operario puede retirar una media de 240 chicles diarios, lo que supone en un mes unas 5.000 gomas de mascar.

Su forma de trabajar es la manera tradicional, prescindiendo de la máquina quitachicles que daba el mismo resultado. Primero se rocía la calle de agua con la ayuda de dos hidro de agua y y luego el operario rasca hasta desincrustar totalmente la goma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *