Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Endesa y Policía Nacional trabajan para devolver el suministro a vecinos de la zona norte sin luz

Han denunciado que "a las 22,00 horas de la noche del 21 de diciembre ya se fue la luz en varios bloques de viviendas del distrito norte de Granada y en parte del alumbrado público"

Zona Norte de Granada
E.P.


image_print

Endesa y Policía Nacional trabajan desde la tarde de este viernes para devolver el suministro eléctrico a varios bloques de vecinos de la zona norte de la ciudad de Granada.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de Endesa, que han precisado que esta situación deriva del fraude del suministro que algunos particulares realizan para el cultivo de marihuana “boicoteando y extorsionando” las instalaciones.

Hasta que la Policía Nacional no ha atendido la “petición” de la compañía eléctrica, no se ha podido comenzar a trabajar para “dotar de suministro” a estas viviendas en las que “se han acumulado muchas incidencias de baja” en las últimas horas, han indicado las fuentes de Endesa, que han precisado que sus técnicos se exponen a agresiones y amenazas en su trabajo y necesitan que la asistencia policial les pueda “facilitar” su trabajo.

Distintas entidades sociales y asociaciones de la zona norte de Granada, entre las que están Anaquerando, María de Borja y Pro-Derechos Humanos, además de la plataforma ciudadana del barrio, han denunciado que “a las 22,00 horas de la noche del 21 de diciembre ya se fue la luz en varios bloques de viviendas del distrito norte de Granada y en parte del alumbrado público”.

“Aunque en la zona son habituales y frecuentes los cortes de suministro eléctrico, esta vez la luz se fue para no volver”, han lamentado para resaltar que desde “el Ayuntamiento de Granada y la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Granada, nos dicen que están hablando con Endesa” pero en la tarde del viernes “las zonas afectadas siguen sin suministro eléctrico”.

“Con tres días festivos por delante, queremos evitar las consecuencias que supondrá a las familias carecer de luz eléctrica en pleno mes de diciembre con temperaturas que rondan los cero grados”, han añadido, recordando “que el suministro eléctrico es un derecho para toda la ciudadanía independientemente de su zona de residencia”.

En la misma línea, el coordinador provincial de Izquierda Unida en Granada, Manuel Morales, ha indicado en un comunicado que esta problemática “desvela las contradicciones de haber convertido en una mercancía inaccesible para muchos lo que es un derecho a un suministro mínimo de energía”.

Manuel Morales ha exigido, en este sentido, la apertura de un expediente sancionador “de oficio” por la actuación de la compañía de suministro eléctrico Endesa en el distrito norte de la capital granadina.

Morales ha calificado como “el colmo de la desfachatez” las causas aducidas por la empresa que “atribuye la situación a la existencia de enganches ilegales de algunos residentes en la zona a la red de suministro eléctrico”.

“Sólo faltaría que además de dejar a un barrio sin electricidad y no prestar un servicio por el que están cobrando, los directivos de Endesa pretendieran criminalizar a los mismos vecinos a los que dejan a oscuras en plena Navidad”, ha declarado Morales quien ha criticado la “falta de ética” de la compañía por “trasladar a los vecinos sus problemas con su negocio privado de distribución eléctrica”.

El coordinador provincial de IU ha reclamado la intervención inmediata de Junta de Andalucía y el Gobierno de España, así como al propio Ayuntamiento, a quienes la coalición de izquierdas atribuye responsabilidad por su “negligencia en vigilar el comportamiento de la compañía respecto de los usuarios”. En este sentido, IU ha pedido “no una mera solución coyuntural, sino la adopción de medidas urgentes que garanticen un suministro estable para los vecinos de la zona”.

Entre las medidas planteadas por IU estarían la inversión para reforzar los centros de transformación del barrio, la reparación de los conductos de canalización y un pacto entre administraciones y la propia compañía para acordar un suministro mínimo bonificado. Se trataría de un mecanismo que permita “la regularización del suministro eléctrico para los hogares que son incapaces de hacer frente al coste comercial de la electricidad tal y como se haya establecido por las leyes del mercado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *