Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Endesa, “sin soluciones técnicas” para la zona Norte de Granada

El Ayuntamiento de Granada inició la semana pasada una ronda de contactos con distintas administraciones y colectivos para abordar este asunto

Foto: Archivo
E.P


image_print

Endesa ha reconocido este martes que no cuenta con “soluciones técnicas” para afrontar el fraude masivo de electricidad que se está produciendo en la zona Norte de Granada capital y que se está destinando al cultivo de marihuana, lo que provoca que se “superen las capacidades técnicas de las instalaciones y que se colapsen”, propiciando los cortes de luz.

La compañía suministradora afirma que esta zona de la ciudad se ha convertido en un “polígono industrial” en lo que a demanda se refiere, puesto que son “centenares de viviendas” las que se dedican a esta actividad ilícita, lo que hace que se concentre un nivel de fraude eléctrico “único” en Andalucía, según ha detallado a Europa Press el director de la división de Andalucía Oriental de Endesa, José Luis Pérez Mañas.

Ha relatado que la empresa lleva más de dos años trabajando en este asunto e incluso ha puesto la potencia máxima en los centros de transformación para evitar los cortes de luz, pero “cada vez se requiere más” porque está “habiendo un efecto llamada” al cultivo de esta sustancia estupefaciente.

Las instalaciones están diseñadas para el consumo doméstico, pero al ser la demanda “muy por encima de lo razonable” “se colapsan” e incluso a veces se queman, ante lo que la empresa, según añade, no cuenta con soluciones técnicas puesto que los equipos no están diseñados para este fin.

“Es imposible atender la demanda, ya no es una zona residencial, es una manzana de un polígono industrial porque hay bloques donde todas las viviendas son para plantaciones de marihuana”, añade Pérez Mañas.

La empresa tiene trabajadores continuamente en la zona para resolver los problemas que van surgiendo y que, según reconoce, “realizan su labor en condiciones complicadas”.

“Estamos intentando normalizar la situación continuamente, pero hoy va la Policía, lo desmantela todo y en cuestión de horas vuelve a estar montado, es frustrante”, relata el responsable de Endesa.

La reposición del material que resulta dañado también está provocando perjuicios económicos, aunque más allá de este extremo la compañía hace hincapié en que se trata de un asunto “complejo” y “socialmente grave” en el que es necesario “hacer algo”, por lo que ve con buenos ojos la iniciativa puesta en marcha por las distintas administraciones para buscar soluciones.

El Ayuntamiento de Granada inició la semana pasada una ronda de contactos con distintas administraciones y colectivos para abordar este asunto; entre los que se incluyen Endesa, la Subdelegación del Gobierno en Granada, la Junta de Andalucía, la Policía Nacional y el poder judicial, puesto que este último tiene que autorizar los registros en las viviendas donde se cree que se puede estar defraudando el fluido eléctrico para cultivar marihuana. Esta malñana el concejal del grupo socialista ha manifestado la “desafeccion” de esta zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *